Skeldos – “Ilgės – Caretakers Of Yearning”

Tal vez lo crucial está realmente cerca?

4-estrellas

 

The Epicurean - Abril de 2019 - experimental - cure.22

 

A lie

Caretakers of Yearning

Fading Gardens

 

 

Desde Lituania llega Skeldos, un proyecto en el que su frontman, Vytenis Eitminavičius, nos propone una fórmula sonora confeccionada a base de ambientación, melodías esquemáticas y sonidos que evocan el existencialismo. Un trabajo embriagador y arcano con el que el sello Epicurean vuelve a destacar.

 

Lo que Skeldos plantea por medio del sonido es algo más que música. Son relatos, sentimientos que trascienden las palabras. Este lituano sabe bien lo que hace, y sobre todo, sabe muy bien cómo hacerlo.

Su último disco Ilgės – Caretakers Of Yearning es una narración acústica en la que se exponen tres temas profundos, crípticos y misteriosos, tocados por la mano de la parsimonia. El artista explora en ellos la esperanza de encontrar una fórmula de escape ante el tedio rutinario que impone el día a día occidental. La prosodia de su voz nos lo dice todo. No es necesario entender lituano para darse cuenta de la aflicción que albergan sus palabras: textos sentidos, profundos como el mismo océano. Por su parte, el armazón sonoro que expone en este tríptico es más que encomiable, recordándonos eventualmente la plasticidad sonora de LJDLP combinada con el elixir de algunos trabajos de Coil, sobre todo si atendemos a discos como Queens Of The Circulating Library (2000). Sin embargo, Vytenis Eitminavičius consigue avanzar mucho más en su exposición, ofreciéndonos un entramado sonoro extraído de instrumentación real. Para ello se han utilizado instrumentos como la cítara, el acordeón, la guitarra o el violín.

 

R-13387087-1553252173-3307.jpeg.jpg

 

El CD editado por la discográfica alemana The Epicurean rescata los cortes contenidos en una casete publicada por el propio grupo el año pasado en una edición limitada en formato casete. En ella se incluían dos de los tres títulos que estructuran este CD, “Melas” e “Ilgés”, pero con los nombres modificados y en versión extendida.

De cara a la presentación de esta nueva edición, el conjunto ha decidido añadir un nuevo tema de manera exclusiva para la ocasión, el cual se adapta como anillo al dedo al contenido original, ofreciéndonos un álbum que sobresale por su profundidad y sentimentalismo. Un disco del que Skeldos puede sentirse más que satisfecho, ya que su resultado sobrepasa las fronteras del convencionalismo para llamar a las puertas de lo espiritual.

 

Ilgės – Caretakers Of Yearning, al igual que sucedió con la edición casete original, ha sido publicado en dos ediciones distintas: por un lado encontramos la edición estándar, limitada a 175 ejemplares y presentada en un digifile de seis paneles. Por otro, y pensando en los coleccionistas, se ha realizado una tirada limitada a 25 unidades en la que se incluyen banderas de rezo, incienso y un certificado de donación para crear escuelas para los niños nepalíes. De hecho, parte de los beneficios obtenidos con la venta de este disco irán a parar a esta causa.

 

 

Fernando O. Paíno.

Anemone Tube – “The Three Worlds – Forget Heaven”

Anclados en el infierno

4-estrellas

 

 

The Epicurean/La Esencia – Octubre de 2017 – dark ambient/noise – cure. 18/LER019

 

 

Ti Fang – Desertification

Dark Accomplishment

Obey The Matrix

Self Hospitalization

Escape

Forget Heaven

Vanished

Fallen Out

Separating Green

Long Lost

Grave With A View

 

El responsable de Anemone Tube, Stefan Hanser, vuelve a ofrecernos en “Forget Heaven”, la segunda entrega del tríptico The Three Worlds, un prontuario cargado de cortes intimistas y desoladores de carácter ambiental que nos hacen olvidarnos permanentemente del paraíso.

 

Hace un mes comentábamos las otras dos entregas de este fabuloso compendio de Anemone Tube editado por The Epicurean, sello perteneciente a la misa entidad física que este proyecto: Stefan Hanser, y La Esencia Records. Ahora es el momento de poner punto y final a esta genial propuesta y analizar el capítulo que nos faltaba, Forget Heaven.

Una vez más el disco está compuesto por piezas musicales pertenecientes a otros recopilatorios editados en tiradas muy limitadas por sellos de poco peso. Hanser no ha perdido la oportunidad de recoger todo ese excelso material y algún corte inédito para dar forma a un disco marcado por el dark ambient más disonante.

 

Anemone Tube The Three Worlds Forget Heaven CD2.jpg

 

En Forget Heaven se encierran once temas que tienen como gen común la experimentación expansiva y mesmerizante, ejecutada a base de drones que saben crecer a la vez que el propio corte, desarrollando geniales imágenes sonoras repletas de vaivenes y recodos agrietados, lo que las dota de dinamismo y cierto carácter.

Una auténtica invitación a deambular por los interiores del subconsciente se nos muestra en “Obey The Matrix”, en donde se juega con todo tipo de distorsiones de ruido blanco que saben ganar cuerpo y personalidad, desatando un áspero soliloquio que camina sobre sólidas y rectilíneas sendas de graves.

Al tratarse de un disco que reúne material realizado en distintos momentos de la trayectoria del proyecto alemán, el hecho de encontrarse con temas que rompen en estética con el anterior es algo normal y positivo, ya que alimenta la diversidad de matices del CD.

Tras la descarga de adrenalina desatada en “Self Hospitalization” nos vamos a topar con lo que a mi parecer es una de las mejores joyas de este trabajo, “Escape”, una tonada de nada menos que veinte minutos en la que se desarrolla un impresionante ejemplo de dark ambient bien entendido. Tranquilidad y oscuridad se funden entre sí generando un tema mortalmente oscuro y elegante en el que no hay lugar para el optimismo, ya que termina derivando en una orgía de ruido cercano a los mejores momentos de Merzbow.

Otro tema que merece especial mención por su interesante vistosidad es “Fallen Out”. Una vez más Hanser parte de la tranquilidad para regarla a base de maldiciones sonoras, diseñando algo cargado de pinceladas de color negro y altas dosis de vehemencia.

Forget Heaven ha sido publicado gracias a la colaboración entre The Epicurean y la casa catalana La Esencia Records. Al igual que el resto de las entregas, ha sido distribuido en solitario y como parte de la trilogía en CD The Three Worlds.

 

 

Fernando O. Paíno

 

 

 

 

 

 

Anemone Tube – The Three Worlds – Allegory Of Vanity

Experimentación industrial

5_Estrellas

 

The Epicurean/La Esencia – Octubre de 2017 – industrial/dark ambient - cure.17/LER018/2017

Ausweg

Primary Slave

Illusions

Asphyxiate

Imminence

 

“Allegory Of Vanity” es otra piedra angular del tríptico titulado “The Three Worlds”. En este segundo mundo, Stefan Hanser nos descubre introspección, ruido y una caliginosa oscuridad. Una revisión de temas ya editados en otros lanzamientos y alguna que otra nueva sorpresa.

 

Anemone Tube son la clave para entender la música ambiental ruidista. Escuchar sus temas es subsumirse en profundidades ásperas y oscuras recubiertas de enigmas. Si hace unos meses presentábamos la tercera entrega de The Three Worlds”, su nuevo compendio en caja de lujo, ahora es hora de centrar la atención en “Allegory Of Vanity”, el primer capítulo de esta aventura sonora.

 

Lo primero que hay que resaltar es que los temas que conforman este trabajo son fruto de distintos fines. Por un lado los dos primeros que abren este CD fueron lanzados a la luz durante 1997 en una casete recopilatoria titulada Wald, en la que se comparten canciones con el proyecto de Michael Krause, Yggdrasil. “Ausweg” y “Primary Slave” se moldearon con ambos pares de manos, ilustrando un interesante ejemplo de experimentación industrial.

En una sabia intención de rescatar el contexto técnico y creativo del momento pero a su vez ofrecer exclusividad, Anemone Tube desentierra de sus archivos un tema inédito, registrado en aquellos momentos del fin de siglo, concretamente de 1998. “Illusions” es pura vehemencia oscura en la que Hanser intercala conjuros vocales con una melodía molecular y enfermiza. El resultado es pura magia negra, una fantástica propuesta que encumbra el repertorio del disco.

 

R-10979543-1508836660-6531.jpeg.jpg

 

Los dos cortes restantes, “Asphyxiate” e “Imminence”, vertebraron parte de Allegories For The Future(1999), uno de los primeros discos del proyecto alemán. Ambos nos plantean paisajes post-industriales estructurados a base de hipnóticos drones rebosantes de apatía, y oscilaciones de ruido que se encargan de dinamizarlos. Puro e impactante industrial cercano en estilo a los primeros pasos de la Cold Meat Industry. Exasperación disonante sin excusas. Un manjar para los adeptos a los sonidos fabriles y enturbiados.

Al igual que ocurre con Vanity of Allegory, este disco ha sido publicado por The Epicurean y La Esencia tanto suelto como formando parte del compendio The Three Worlds. Una vez más debemos ensalzar la magistral capacidad de Hanser a la hora de concebir portadas. Allegory Of Vanity, respeta el equilibrio estético planteado en esta saga, ofreciéndonos otra impactante perspectiva de su macabro estilo. En ella Hanser vuelve a aparecer representado, ocultando su rostro tras la característica y enigmática media por la que es conocido.

 

Fernando O. Paíno

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Last Dominion Lost – Abomination Of Desolation

Un testimonio inmortal

4

 

The Epicurean/La Esencia - Octubre de 2017 - experimental/industrial - cure.15/LER017/2017

 

Overture To Desolation

Diminutive Cruciform

Irrumatio Del Mortis

The Ninth Angle

Bludger´s Hill

Devil´s Park

Blueprint For Urban Warfare

Beyond The Valley Of The Flies

Cursed Earth

The Abomination Of Desolation

 

Last Dominion Lost regresa a los páramos del ruido y el descontrol estructurando un disco fluctuante e imprevisible. Evans y el ya desaparecido John Murphy firman un álbum genial que sirve de epitafio a este renombrado multinstrumentista. Abomination Of Desolation nos ofrece un testamento sombrío y epatante.

 

En las áreas del experimental oscuro y disonante es complicado encontrar grupos más íntegros que Last Dominion Lost. Jon Evans y John Murphy han trabajado de forma intermitente pero oclusiva durante más de una década con la malsana intención de gestar trabajos cargados de ira y desolación. Precisamente, este último disco de la banda plasma un epíteto en su título que les describe a la perfección, ya que la mejor manera de resumir la sensación que transmite el sonido de Last Dominion Lost es como pura angustia viva. Absoluta desolación.

 

El trabajo está revestido de colaboraciones, desde Julian Percy hasta la chelista norteamericana Lori Goldston, pasando por una plantilla afín a la banda que ha sabido aportar su grano de arena para gestar un álbum alumbrado por la oscuridad y la inquietud. En aspectos comparativos, su estética sonora se muestra cercana a los últimos trabajos de los desaparecidos Throbbing Gristle, sobre todo si atendemos a ejemplos tan experimentales como Journey Through A Body(1982) o In The Shadow Of The Sun(1984). No obstante, se adereza con un sinfín de complementos acústicos que enriquecen la potencia y ferocidad de este álbum. Gritos, voces semientonadas, brusquedad y cierta acometividad sopesada que sabe manifestarse a lo largo de las diez canciones que lo jalonan, hacen de él algo sumamente interesante para los seguidores del conjunto. El disco mantiene la línea estética del directo Snowdrops From A Curate’s Garden(2015), también publicado por The Epicurean y relanzado este mismo año en formato CD, y rebaja el descontrol power electronics implícito en Towers Of Silence(2014).

 

A-205173-1391344503-5255.jpeg.jpg

 

Entre los temas más sorprendentes podemos destacar su tercera propuesta, “Irrumatio Del Mortis”, un ejemplo absoluto de experimentación sin frenos en el que podemos hallar guiños a alguno de los primeros trabajos de Nurse With Wound, pero enfatizando de manera concienzuda la desesperación y el caos instrumental. Tampoco conviene pasar por alto “Blueprint For Urban Warfare”, en el que la percusión de Murphy juega un papel decisivo, evocando en cierta forma aquellos momentos en los que se encontraba entre las filas de los míticos SPK.

De cara a la publicación de Abomination Of Desolation, la casa alemana The Epicurean ha unido sus fuerzas con el sello catalán La Esencia con la intención de ofrecer este documento en varios formatos. La edición CD ha sido restringida a 500 copias y se distribuye en formato digipak de seis paneles, aportando en su interior fotografías de los dos miembros estructurales. En lo referente a la edición vinilo, la tirada se ha recortado mucho más, limitándola a únicamente 300 ejemplares. De nuevo debemos elogiar el exquisito gusto artístico del sello a la hora de diseñar su portada.

 

 

Fernando O. Paíno

 

 

 

 

 

 

 

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑