Miguel A. García & Miguel Souto – “The Lurking Fear”

Encerrado en la incertidumbre

5_Estrellas

 

Anoxia Records - Junio de 2017 - experimental/noise - estertor001

 

Trioptesmeae

Unknown Kadath

Hidátide

The Lurking Fear

 

Dos promesas del panorama noise hispano, Miguel Souto y Miguel A. García, se han puesto de acuerdo para configurar un trabajo marcado por la presión industrial y los contextos inhóspitos. “The Lurking Fear” emerge como un disco excelente.

 

Hay ocasiones en las que, cuando contemplas un lanzamiento sin todavía haberlo escuchado y chequeas los artistas que lo realizan, sabes de antemano que éste no te defraudará. Miguel Souto y Miguel A. García se están labrando de forma progresiva un respetado espacio dentro de los nombres más representativos del industrial oscuro realizado dentro de este país. El primero de ellos es conocido por su excelente proyecto Sudaria, del que hace poco hablamos en NOmelody. Por su parte, Miguel A. García ha gestado distintos planteamientos sonoros entre los que destaca Black Earth. Estos dos talentos norteños no han dudado un segundo en trabajar mano a mano con la intención de vertebrar un disco opresivo, salvaje e inteligente; cincelado por la abstracción.

 

0010548342_10.jpg

 

The Lurking Fear está estructurado por cuatro temas en los que se plantean contextos asfixiantes donde los drones juegan un papel fundamental. El estilo de esta pareja puede recordarnos en esencia al presentado por el ya desaparecido John Watermann, sobre todo si atendemos a discos como el siempre impactante Calcuta Gas Chamber (1993). La formulación de este tipo de álbumes es siempre genial, ya que en ella se alterna la quietud sonora con infinidad de contingencias acústicas que otorgan un gran dinamismo a todas las tonadas, haciendo de ellas algo mutable e interesante.

Sin duda alguna, The Lurking Fear es un trabajo sobresaliente. Esto se debe en gran medida a su magistral ecualización. Gracias a ella el disco logra adquirir una complexión volumétrica ejemplar, consiguiendo encerrarnos dentro de una esfera de incertidumbre. No hay más que atender a temas como “Unknown Kadath” para percatarse de la elegancia que desprende el conjunto.

Como colofón destacamos el tema que da nombre al disco, “The Lurking Fear”, veinte minutos de divagación experimental que sirven de ejemplo perfecto para ilustrar el maquiavélico planteamiento acústico que este disco ofrece. Para su realización se ha utilizado una vistosa paleta de instrumentos, desde batería hasta metalófonos, pasando por sintetizadores y violines.

The Lurking Fear ha sido publicado en formato CD por la discográfica independiente Anoxia Records. Su tirada ha sido limitada a únicamente doscientos ejemplares.

Si eres un amante del experimental oscuro, hazte un favor y escucha esta maravilla.

 

 

Fernando O. Paíno

SONOLOGYST – “Silencers (The Conspiracy Theory Dossiers)”

Contactos con el más allá

5_Estrellas

 

Cold Spring - Abril de 2018 - experimental/dark ambient - CSR253CD

 

 

Singularity

Monotape

Nocturnal Anomalies

Deep Black Programs

Silencers

Close Circuit

Anamorfismo

Infrared

Secret Societies. The Kennedy Speech

NASA Classified Tapes

 

El proyecto italiano Sonologyst plantea en su último lanzamiento, Silencers (The Conspiracy Theory Dossiers), un entramado sonoro en el que predomina la experimentación de talante oscuro y abstracto. Un apasionante viaje por las premisas que nos guían a la vida en otros planetas.

 
Raffaele Pezzella es la mente pensante que da forma a Sonologyst, un proyecto que pese a haber comenzado su planteamiento durante los setenta del siglo pasado, no ha publicado propuestas físicas hasta entrada esta última década. Cold Spring se ha fijado en su desconcertante y misterioso estilo. Un sonido cargado de aristas acústicas y mantos sonoros que tienen por finalidad conformar verdaderos ejemplos de experimentación.

El disco recoge diez inquietantes temas que tienen como inspiración y común denominador los contactos llevados a cabo con los llamados hombres de negro. Hablamos de intriga y misterio, de información secreta y de vida en el más allá.

 

0013217180_10.jpg

 

Sonologyst nos propone un disco calmado, parcialmente melódico, tal y como podemos discernir en “Deep Black Programs”, su cuarta propuesta. El influjo del dark ambient planteado por iconos como Lustmord, Inade o Bad Sector es algo inexcusable es esta nueva entrega. No obstante, Silencers (The Conspiracy Theory Dossiers) sobresale por su cuidada manipulación del sonido, mimando las texturas con estilo y elegancia.

Una de las canciones que destaca por su genial efecto mesmerizante es “Close Circuit”, en la que las disonancias en forma de trémulos drones empiezan a alternarse generando un brutal mantra sonoro, el resultado es algo genial e hipnótico, cercano en cierta manera a la sensación que te produce escuchar el Soliloquy for Lilith (1988) de Nurse With Wound. Como podemos comprobar, la temática planteada por Sonologyst se enclaustra en la abstracción acústica más pura, encomendándose con el silencio de forma habitual, aspecto que le hace ganar un fantástico toque espaciotemporal que dota de volumen al sonido.

Aunque hablamos del octavo disco de la banda, lo cierto es que no ha sido hasta este año cuando un sello de peso, como es el caso de Cold Spring, ha puesto las cartas sobre la mesa con la intención de prensar en soporte físico y planteando una generosa tirada. El resultado ha tomado forma de digipak. Viene acompañado de un libreto en el que se desarrolla la temática inspiradora del disco, razón por la cual aconsejamos compartir lectura con escucha para poder disfrutar aún más de todas las perspectivas que se presentan en Silencers (The Conspiracy Theory Dossiers).

 

https://coldspring.bandcamp.com/album/silencers-csr253cd

 

Fernando O. Paíno

 

 

 

 

 

NDE – “United”

Un dulce relleno de arsénico

4-estrellas

 

Cold Spring - marzo de 2018 - power electronics - CSR247CD

 

 

I

II

III

IV

V

VI

VII

VIII

IX

 

 

NDE vuelve a sorprendernos con una ingente descarga de ruido. Ritmos lavados con distorsión, voces resquebrajadas al más puro estilo Whitehouse. Furia y presión acústica mucho más desbocada que en sus dos anteriores lanzamientos. Un caramelo relleno de arsénico.

 

Hacía tiempo que no sabíamos nada de este dúo belga. Sus componentes, Bart Piette y Mürnau, nos han demostrado en estos nueve años de actividad con el sello británico Cold Spring cómo hacer un power electronics sobrecargado de presión que se adereza con voces incendiarias. Near Death Experience es una banda única, directa, salvaje y rotunda. Su último trabajo, United, está vertebrado por nueve células sonoras rellenas de malas intenciones. Ritmos en bucle se desarrollan de forma lineal alternando intensidades y fluctuando en gravedad gracias a un registro de voces indómitas.

Si en anteriores discos como Kampfbereit (2012) la banda hacía eco de un influjo marcado por la esencia de black metal, ahora en United nos vamos a encontrar un estilo parcialmente renovado, mucho más directo. La banda ha evolucionado hasta crear una estética sonora propia en la que se puede distinguir claras influencias de otros artistas. En estructura acústica andan cerca de la severidad rítmica de Hypnoskull, sobre todo si atendemos a trabajos como el clásico Ffwd>Burnout! (1999), a esta sólida base de cemento se le implementan delirantes cargas vocales que nutren de odio y malevolencia a sus nueve propuestas, una vez más exentas de título. Posiblemente, United sea el mejor trabajo que NDE hayan realizado hasta la fecha.

 

CS684096-01B-BIG.jpg

 

Entre la plétora de cortes que el CD nos ofrece podemos resaltar dos como favoritos: Uno es el encargado de abrir el trabajo. En él se nos deja muy claro cuáles son las intenciones expuestas en United. Desenfreno acústico, fuego de metralla directo al pecho. Un uppercut sin miramientos directo a la zona que más te duele. Brillante. Cabe resaltar a su vez la ejemplar continuación expuesta en su segundo tema, muy cercana en esencia destructiva a los planteamientos de Bennett y Best a principios del nuevo siglo.

La otra gema es la séptima propuesta. En ella se condensa de forma maravillosa los atributos que dan forma al disco. Ritmos incendiarios, voces irreverentes con coqueteos al metal extremo, saturaciones hecatómbicas y delirio absoluto.

Una vez más Cold Spring ha utilizado el formato CD para lanzar esta sugerente propuesta. Su portada nos muestra a soldados avanzando por la nieve, preparados para la carga directa.

NDE recrudece su intransigencia sonora en United. Salvajismo y agresión irresistibles.

 

 

Fernando O. Paíno

Noisesculptor/Mono Canibal – “Split”

Compartiendo agonía

4-estrellas

 

Marbre Negre - Noviembre de 2017 - experimental/noise/dark ambient - MN067

 

Noisesculptor – In The Salt Mine And Your

Mono Canibal – Cadáver la Posibilidad

Mono Canibal – Carnicosovar

 

Dos proyectos tan abstractos como inquietantes estrechan la mano en un lanzamiento propuesto por Marbre Negre. Noisesculptor y Mono Canibal configuran una casete indómita y muy convincente. Alta calidad experimental.

 

Marbre Negre sigue descubriéndonos bandas fascinantes que enriquecen la escena experimental oscura. En esta ocasión, la casa catalana opta por lanzar una casete limitada a únicamente treinta ejemplares en la que se dan cita dos proyectos etéreos y altamente experimentales. El primero de ellos, Noisesculptor, es simpatizante de las texturas embarazosas y los paisajes sobrecargados de presión.

En la primera cara de esta cinta sin título podemos disfrutar de “In The Salt Mine”, una pieza magistralmente ejecutada de más de veinte minutos de duración en la que una bien nutrida paleta de registros sonoros se intercala eficazmente para generar horizontes acústicos lavados por el desasosiego. Ocasionalmente se añaden líneas rítmicas que hacen rotar al tema hacia una perspectiva distinta, sin embargo prevalece la urdimbre experimental que define a las composiciones de Róbert Sipos. Esa viabilidad de cambio hace de este corte algo muy vistoso acústicamente hablando, introduciéndonos en una vorágine sonora de la que es difícil escapar.

 

28234763_2443509269206886_8451001048110969670_o.jpg

 

Por la cara B vamos a encontrar dos propuestas de una banda que, a pesar de su corta andadura, está pegando fuerte dentro de los contextos disonantes. Mono Canibal sale de Elche para demostrarnos su intrínseca malevolencia musical. “Cadáver la Posibilidad” se entronca en percusiones sólidas y aplastantes para avanzar destruyéndolo todo a su paso. El tema no tiene desperdicio, es una inteligente mixtura de dark ambient y death industrial adornado con una suerte de alternancias que se anclan en compás, a las que se les adhiere jugosas líneas melódicas. Singular y efectivo, muy recomendable para amantes de Mz 412 y Cyclobe.

Carnicosovar” se encarga de reafirmar la sepulcral oscuridad del grupo ilicitano. Aquí todo se ve recrudecido, haciendo combustionar el oxígeno con la intención de triturar almas. Texturas lustmorianas muy a lo “Heresy” vestidas a base de drones y salpimentadas con mil y una contingencias desconcertantes, desde rotundos golpes de percusión hasta disonancias de corto alcance que otorgan una lustrosa distensión de firmeza. Así da gusto escuchar dark ambient. Mono Canibal nos ofrece una elegante demostración de terror acústico en sus casi doce minutos de tema.

Esta casete compartida es una pieza altamente recomendable debido a su escasa producción y a su altísima calidad. Si todavía estás a tiempo de alcanzarla, no dudes en hacerlo.

 

https://marbrenegre.bandcamp.com/album/untitled-album-2

 

Fernando O. paíno

 

 

 

 

 

Wind Atlas – “An Edible Body”

 

Trascendencia sonora

5_Estrellas

 

Gradual Hate Records - Enero de 2018 - pop/industrial/mínimal/darkwave - GH137CD

 

Desertor

Shedding Light

Ruins

An Edible Body

Under These Waters

Herencia De Jade

Camino De La Cruz

En La Cruz

To Clarice

How To Liquify

 

El cuarteto catalán Wind Atlas vuelve a darnos una lección de originalidad y brillantez. Si su anterior trabajo “Lingua Ignota” nos ofrecía una colección atmósferas turbadas por la esencia del pop oscuro y el medieval, ahora en An Edible Body apuestan por el ritmo y las estructuras post-industriales.


Wind Atlas no tiene un trabajo que pueda hacer desmerecer al contrario. El estilo de este conjunto catalán es mutable a la vez que consistente, y sus composiciones saben ganarse el aplauso de la crítica gracias al elegante planteamiento que muestran.
 

Si su anterior propuesta, Lingua Ignota (2015) se encargó de enamorar a los fans de Dead Can Dance gracias a temazos como “Ecdisis”, en los que la banda supura ese indescifrable halo presente en el self titled de 1984, ahora con An Edible Body se decantan por crear ritmos más cercanos a la pista de baile en los que el post-industrial coquetea abiertamente con el minimal.

An Edible Body es potente y rotundo. Diez temas que gozan de una estética cuidada, manteniendo líneas acústicas en constante angulación, acompasadas por cajas de ritmos y refuerzos de percusión de inclinación industrial.

 

23551294_1803782206318324_8444233932985396043_o.jpg

 

El disco empieza a ganar mucha fuerza a partir de su tercer tema, “Ruins”, donde se propone una plasticidad sonora muy cercana a la plétora de bandas fichadas por 4AD durante los ochenta, así de los londinenses Línea Áspera. Guitarras emparentadas con el primer gótico saben encajar dentro de fórmulas melódicas de sintetizador, elaborando planteamientos convincentes y atractivos. “Under These Waters” se asienta en el minimal para edificar un tema absolutamente fantástico, a mi juicio el mejor de todo el disco. La voz Andrea P. Latorre suena rasgada y hierática, y sabe entenderse a la perfección con la dinámica de ritmos sólidos y tajantes que el corte encierra.

Quién nos iba a decir que a día de hoy alguien pudiera inspirarse en la figura de San Juan de la Cruz, ese místico del siglo XVI que ostenta el primer puesto de vida y obra repleta de interesantísimas anécdotas, dejando en segundo lugar a su coetánea Santa Teresa, para elaborar un tema. “En La Cruz” nos recuerda ese inexcusable influjo vocal de Lisa Gerard, mostrándonos una colección de exquisitos cantos.

Tampoco conviene pasar por alto el corte con el que se despide el disco, “How To Liquify”, muy al estilo de Cocteau Twins y de nuevo encerrado en el aura de los ochenta.

An Edible Body ha sido grabado en Estados Unidos por Sean Ragon, el responsable de los Cult Of Youth, y su ejemplar resultado es más que apreciable en la textura del sonido, regalándonos un trabajo preciso y cuidado.

El disco ha salido en dos formatos y por dos sellos distintos, B.F.E se ha encargado de los vinilos y GH Records del CD, que cuenta con una genial edición en digipak muy recomendable.

 

 

Fernando O. Paíno

 

CRONICA TÉCNICA. INDUSTRIAL & NOISE FROM MADRID 1981-1991

Una Biblia del experimental disonante acuñado en Madrid

5_Estrellas

 

Geometrik Records - Enero de 2018 - industrial/experimental - GR2142

 

 

A1 ORFEON GAGARIN-Not is possible landing (4.08)

A2 ORFEON GAGARIN-Gulag (3.36)

A3 UVEGRAF-10.000 Visiones del Dr.Castroviejo (4.56)

A4 FUNERAL SOUVENIR-Místenkový Vuz / Hydrant (6.57)

B1 MIGUEL A. RUIZ-Entre Séres Térmicos (3.04)

B2 FUNERAL SOUVENIR-Es wird zerbrechen (2.37)

B3 MIGUEL A. RUIZ–Excerpt from “SNIP” original soundtrack (5.20)

B4 TÉCNICA MATERIAL-Union Carbide (3.31)

B5 ORFEON GAGARIN-Kedrmusik III (5.12)

C1 UVEGRAF-Refractiva Ocular Expto nº1 (5.17)

C2 FUNERAL SOUVENIR-Feria del Flanger (5.26)

C3 MIGUEL A.RUIZ-Brain Velocity (4.16)

C4 FUNERAL SOUVENIR-Succo di Gravidanza (3.58)

D1 TÉCNICA MATERIAL-Túnel (3.15)

D2 FUNERAL SOUVENIR-Kaninchen und Wein (4.35)

D3 LA OTRA CARA DE UN JARDÍN-La otra cara de un jardín (4.43)

D4 LUIS MESA-Hot wheels (4.11)

D5 LA OTRA CARA DE UN JARDÍN-Ein Mensch muss ein Instrument spielen (1.21)

 

 

El renombrado sello Geometrik Records pone sobre la mesa un doble recopilatorio en vinilo donde podremos encontrar interesantísimas propuestas del industrial primerizo en la capital del reino hispano. Crónica Técnica es una bomba cargada de gratas sorpresas.

 

1981-1991. Diez años fundamentales para la evolución de un estilo que, en su momento, era objeto de atención solo para unos pocos, pero que hoy en día desata el interés de una gran masa de amantes de los sonidos rizados y fabriles.

Lo que Geometrik Records ha desarrollado en este genial prontuario no tiene precio. El sello madrileño ha conseguido llevar a cabo una espectacular labor arqueológica y de selección de material perteneciente a los primeros pasos del movimiento industrial madrileño. Por aquel entonces, la mayoría de las bandas de este estilo solo contaban con la autoedición, o como mucho, la aceptación de pequeños sellos como Ortega y Cassette. Es por ello que Crónica Técnica se alza como una pieza imprescindible para descubrir muchas bandas que en su momento solo conocían los más avezados.

 

CRONICA_TECNICA_HORIZONTAL.jpg

 

Este doble álbum resulta increíble por muchas razones. La más importante de todas es la plantilla de bandas que en él se expone, contando nada menos que con Miguel A. Ruiz, Orfeón Gagarin, los siempre geniales La Otra Cara De Un Jardín, o Funeral Souvenir, entre otras. Dentro de esta inquietante oferta, los temas seleccionados guardan esa esencia primigenia gestada durante estas dos décadas, muchos de ellos exhiben esa esencia fabril y cadenciosa que representa el sonido de los pioneros de este género en España, Esplendor Geométrico. En otras ocasiones podemos descubrir auténticas perlas de experimentación oscura en plena conexión con el dark ambient, un estilo que empezaba a concebirse a nivel mundial por aquel entonces. No hay más que escuchar la propuesta de Funeral Souvenir, “Succo di Gravidanza”, para darse cuenta del vórtice oscuro en el que somos introducidos sin comerlo ni beberlo.

Otra de las razones que hacen grande a este trabajo es su espectacular sonido. Resulta fascinante comprobar la impagable labor de Miguel A. Ruiz a la hora de remasterizar cortes que fueron grabados en más de una ocasión de manera precaria y casera. Ruiz ha sabido sacarles el máximo rendimiento a estas casetes, ofertándonos una altísima fidelidad sonora que solo merece el vinilo como soporte.

El último de los motivos que encumbra este recopilatorio es su presentación. Ésta ha corrido cargo de Alonso Urbanos, uno de los mejores diseñadores de nuestro país, responsable de la última tanda de portadas de Esplendor Geométrico.

Crónica Técnica es una propuesta exquisita que ensalza el listón de Geometrik. Ha sido limitado a 500 ejemplares, y se han realizado dos ediciones, una de ellas en vinilo de color y con una tirada aún más escasa. Ambas vienen acompañadas de un libreto en formato folio en el que se narra de manera pormenorizada la actividad empresarial a pequeña escala del industrial más desconocido de nuestro país.

 

 

Fernando O. Paíno

 

She Spread Sorrow – “Midori”

Un viaje sin retorno repleto de tensión y misterio

4-estrellas

 

Cold Spring – Marzo de 2018 – dark ambient/industrial - CSR251CD

 

 

Escape

Night One

The House

Who Are You, Midori?

To The Light

End Of Midori

 

 

Alice Kundalini es una de esas artistas que no sabe perder el tiempo. Tras el bien avenido lanzamiento de “Mine” durante el año pasado, She Spread Sorrow avanza en su introspección con “Midori”, un disco cargado de aristas experimentales cercanas al dark ambient.

 

Alice Kundalini ha sabido desarrollar una forma sonora particular e intimista dentro de la nueva plétora de formaciones femeninas que cultivan un estilo cercano a la experimentación industrial oscura, como es el caso de Puce Mary o Pharmakon. No obstante, la tónica de She Spread Sorrow se escora hacia derroteros pausados y sinuosos, cercanos a la esencia ritual y dark ambient, ofreciendo de esta manera un brillante punto de distinción.

Midori es la tercera propuesta de la artista italiana. Una vez más ha sido la casa británica Cold Spring Records la encargada de editarlo, y en él se exponen seis cortes profundos e impermeables, tejidos a base de nubes grises y voces envueltas en misterio.

Midori se alza como un complemento perfecto dentro de la cada vez más nutrida discografía de la artista, y es que en tan solo cuatro años She Spread Sorrow ha conseguido edificar tres interesantes lanzamientos que la elevan como una de las propuestas más atractivas de Cold Spring.

 

R-11728975-1521384667-1536.jpeg.jpg

 

En Midori no vas a encontrar sobresaltos. El trabajo está exento de agitación, es un viaje por las entrañas del abismo en el que Kundalini sabe ofrecer pinceladas vocales que enriquecen las desconcertantes atmósferas que en él se gestan. Temas como “Night One” o el encargado de clausurar el CD, “End Of Midori”, son gratos ejemplos de profundidad bien entendida en los que el oyente tiende a ser absorbido por lo ininteligible. Una colección de cortes que mantienen una tónica rectilínea, y que saben ensamblarse a la perfección entre sí. She Spread Sorrow nos invita a realizar un viaje sin retorno repleto de misterio.

A diferencia de su anterior lanzamiento Mine, que salió a la venta únicamente en formato vinilo, ahora Cold Spring vuelve a ceñirse a la confección en CD. La portada respeta la dinámica estética de sus anteriores discos. En ella volvemos a encontrarnos con una imagen de la artista en la que la insinuación y la definición juegan un mano a mano.

Midori posiblemente sea el disco más intimista que She Spread Sorrow haya realizado hasta la fecha. Un elemento imprescindible dentro de la propuesta musical de esta fascinante artista italiana. No puedes perdértelo.

 

https://coldspring.bandcamp.com/album/midori-csr251cd

 

Fernando O. Paíno

Harvest Rain – “Blood Hymns”

Engrandeciendo el neofolk

4-estrellas

 

Rage In Eden - Septiembre de 2017 - neofolk - RAGE 119

 

Pillars Of Ice

Most Northerly Midnight

The Glowing Child

Helm Of Awe

My Butterfly

Thuletide

A Gift Of Blood

Will-O-The-Wisp

Frozen Light

The Pulling Lights

Walker Of Dawn

Thule’s Pale Bloom

Venusian Eyes

Most Northerly Midnight II

Hidden Hand, Hidden Head

Tiny Bird

Venusian Eyes (2016)

 

Harvest Rain ha desarrollado una evolución muy personal que les ha hecho destacar dentro del ámbito neofolk. Quizá “Blood Hymns” sea su trabajo más remarcable. Un disco que nos demuestra que la melancolía y la quietud pueden fusionarse elegantemente para conformar algo único.

 

Harvest Rain se ha ido alzando como referencia inexcusable dentro del neofolk gracias a trabajos como el que hoy presentamos. Y es que Blood Hymns no es para nada una novedad. Este CD fue editado originariamente por la discográfica francesa OPN Records, y constituye uno de los mejores ejemplos de buen hacer instrumental de este conjunto estadounidense. El disco está cargado de referencias. No resulta difícil encomendar su sonido a las bases de Sol Invictus o Death In June. Y es que en muchos momentos la comparación se hace más que inexcusable. Si embargo, el trío de Carolina sabe expresar nuevas perspectivas acústicas con elegancia y sinceridad, haciendo de este trabajo una pieza imprescindible para comprender la magnificencia del proyecto.

 

Si ya en su momento Blood Hymns estaba bien nutrido de temas, ahora con la reedición de Rage In Eden el repertorio se ve ampliado con tres cortes más. Hablamos de nada menos que diecisiete canciones cuya vida media alcanza los cinco minutos de duración, ofreciéndonos un disco colmado de grandes composiciones. Y es que dentro de Blood Hymns vamos a encontrar todo tipo de sensaciones estéticas, todas ellas dominadas por la calma. Podemos destacar cortes tan icónicos como “The Glowing Child”, “A Gift Of Blood” o  “Venusian Eyes”, en los que la banda exhibe ese elixir neofolk que todo amante del sonido producido en los noventa va a saber apreciar. Y es que Blood Hymns es un álbum que, a pesar de su larga extensión, se digiere sin problema alguno y con mucho placer.

 

1962665_623977094322732_430408715_n.jpg

 

Rage In Eden, fiel a su idiosincrasia empresarial, ha decidido lanzar esta joya del neofolk en formato CD, no obstante existen diferencias con respecto a la edición original, y es que además de ampliar el repertorio de cortes, se ha cambiado radicalmente el diseño de la portada, recrudeciendo su sentido, en el que se funde la naturaleza con la simbología rúnica.

Blood Hymns marca un punto cargado de excelsitud dentro de la fluctuante carrera de Harvest Rain, un conjunto que ha sabido tornar su estilo hacia muchas perspectivas, cultivando desde el deathrock hasta el neofolk más brillante.

 

 

Fernando O. Paíno

 

 

Sudaria – “Lucid Nightmares”

Dispuestos a fracturar las fronteras del paroxismo

5_Estrellas

 

Frozen Light Records – abril de 2017 – noise/dark ambient – FZL 057

 

 

Lucid Nightmares


Mirrors Of Ignorance


Pale Old Gods


Age Of Vice


Shapeless Flame


Abhorrent Breeding


Abortion

 

 

 

El proyecto gallego Sudaria rompe moldes con un trabajo vibrante y lúgubre. “Lucid Nightmares” nos invita a traspasar las fronteras del paroxismo con una imponente alternancia de power electronics y dark ambient.

 

Hace poco tiempo Sudaria daba a conocerse gracias a su primer CD The Syncretic Labyrinth, en el que presentaban toda una declaración de intenciones estéticas altamente transgresoras. Ahora, pasados unos meses, nos ofrecen su segunda propuesta, Lucid Nightmares, siete vórtices sonoros en los que la presión ambiental y los paisajes acústicos de corte pausado y envolvente se dan la mano para forjar una alianza perfecta.

El disco abre sus puertas con el corte que le da nombre, “Lucid Nightmares”, un torbellino de disonancias en constante distorsión en el que la banda desboca los jalones de la categorización. A éste le sigue “Mirrors of Ignorance”, donde un telar de sonidos en forma de drone se hacen con el espacio y el tiempo para definir escuetas y cálidas melodías que se ven salpimentadas con todo tipo de ruido blanco. Y es que si tenemos que marcar un denominador común dentro de la idiosincrasia de este proyecto coruñés sería su reafirmada oscuridad. Ninguna de las canciones que alberga Lucid Nightmares se escapa del toque sombrío y aciago impregnado casi de forma inmanente.

 

0010089809_10.jpg

 

Una gran muestra de delirio acústico rebosante de desasosiego la hallamos en “Age Of Vice”, su cuarta propuesta. En ella todo se torna intangible y confuso, abandonándonos en medio de un océano cargado de malos presagios.

El amor por el dark ambient y el noise toma forma en un espectacular tema, “Shapeless Flame”. Salpicaduras de sonidos metálicos en pura incandescencia que atraviesan las débiles cortinas acústicas de las que a su vez se nutren. La angustia que porta “Abhorrent Breeding” se encarna en forma de órgano de iglesia, y una suerte de voces espectrales terminan de perfilar lo que ya es de por sí un contexto absolutamente desconcertante.

Descubrir a Sudaria implica una grata sorpresa, sobre todo si eres afín a los contextos oscuros de corte incómodo y opresivo. Lucid Nightmares ha visto la luz en formato digipak, limitado a únicamente 102 ejemplares. Muchos de ellos ya han sido vendidos, y en estos últimos meses encontrar copias de este título se ha convertido en una tarea algo complicada, por lo que si tienes la suerte de toparte con una, no pierdas la oportunidad de hacerte con ella.

 

 

Fernando O. Paíno

 

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑