Escupemetralla – “Tres Trillizos Trotskistas”

Viaje de estudios a la tierra de los bolcheviques

Novak - abril de 2021 - experimental/industrial - NVK123
  1. GESTIÓN DE RESIDUOS
  2. MAGDEBURGISIEREN
  3. S3S ES 3 3
  4. ITCHYCOO PARK
  5. MORNIË UTÚLIË
  6. TIME​-​TRAVEL SICKNESS
  7. REMOTITUD
  8. BOOTERRFLAI BOOTERRFLAI
  9. AGNOSTICIENNE
  10. EDIFICIO PUTREFACTO
  11. I ALWAYS REIVINDICO EL NAIL ART
  12. GÖTTERDÄMMERUNG

Escupemetralla vuelve a demostrarnos su maestría en un disco complejo, enérgico y dinámico. “Tres Trillizos Trotskistas” condensa el paroxismo de poso metafísico de esta banda catalana, desarrollando una exposición sonora construida con el mismo cuidado que una bomba de hidrógeno. 

No creo que sea necesario presentar a Escupemetralla a estas alturas. El combo barcelonés es un dechado de originalidad. Su música es un extraño guiso en el que se mezcla toda suerte de ruido raspante con la experimentación más sofisticada. Sus canciones son como aquel día que no logras recordar, pero del que sabes que saliste con vida. Más de treinta años de existencia y un buen puñado de buenos discos certifican lo que ineluctablemente es un hecho: hablamos de uno de los conjuntos más brillantes de la música independiente española. Todo el que conoce esta banda esboza una sonrisa cargada de respeto cuando su nombre sale a la luz durante una conversación, y es que Escupemetralla merece uno de los puestos más altos en el ranking de grupos experimentales de nuestro país. 

Tres Trillizos Trotskistas supone el regreso del conjunto. El trabajo puede ser resumido en una sola palabra: “espectacular”. Doce cortes que se encontraron en el camino por pura casualidad han formado una pandilla organizada que no para de aterrorizar a la gente de los pueblos por los que pasa. Y es que, si por algo destella esta banda es por su contrastada heterogeneidad compositiva y la envidiada capacidad de crear cosmologías acústicas completamente originales, llevadas a efecto con una maestría impecable. 

No han dudado a la hora de arrancar con la zapatilla de esparto en la mano, y perseguirte por toda la casa hasta que quedes acorralado de forma indefectible en uno de los rincones del cuarto que más detestas. Así es “Gestión de residuos” inflexible y con ganas de castigarte. Tras ello vamos a asistir a todo tipo de propuestas lisérgicas, una en particular me parece muy recomendable “Booterrflai Booterrflai”. Escucharla es comprender las pesadillas que padecía Tejero durante su cruda niñez. 

Merece mención cierta artillería pesada que va a ponerte los pelos de punta.  En “Edificio putrefacto” nos regalan una instrumentación fantástica donde la calígine se funde entre paisajes futuristas, producidos con una precisión de cirujano. Te absorbe las entrañas, masticándolas placenteramente mientras piensas en la nada. 

Si eres fan de Esplendor Geométrico, Throbbing Gristle o Nurse With Wound, Tres Trillizos Trotskistas va a encandilarte hasta límites insospechados.

El sello catalán Novak se ha vuelto a ocupar de este nuevo lanzamiento. No dudes en hacerte con una copia, porque, además, están a muy buen precio. 

Fernando O. Paíno

Cryptophasia – “World Of Illusory, World Of Pain”

Bienvenidos al Apocalipsis

Cloister Recordings - Abril de 2021 - dark ambient/power electronics - CRUS-87

World Of Illusory

Luxury Void

I’m On The Inside

The Body Is Buried By The Spirit (Mantra)

World Of Pain

Muck Demon Possession

Condemn Me

The Nightmare

Cryptophasia rompe moldes con su trabajo debut, “World Of Illusory, World Of Pain”. Ocho cortes en los que se desarrolla una compleja e interesantísima fórmula acústica que equilibra de forma magistral la oscuridad con la furia ruidista, generando atmósferas embrujadas y tóxicas. Impactante de principio a fin.

Cryptophasia ha surgido pegando fuerte. World Of Illusory, World Of Pain supone su presentación oficial, y la sorpresa no ha podido ser más grata. Este dúo conformado por James y Katja Light ha sabido engendrar un album realmente desconcertante que no se desprende en ningún momento de una atmósfera donde se vaticinan tormentas. La tensión es palpable desde el momento en el que la aguja del plato comienza a leer los primeros surcos. 

Frecuencias analógicas que oscilan de una forma inquietante a la vez que segura abocetan estructuras que brillan por su temperamento intranquilo y lúgubre. El combo sabe jugar con el influjo de unos tempranos Ain Soph para combinarlo con el sabor del mejor power electronics, acercándose al sonido de la nueva escuela estadounidense y finlandesa. World Of Illusory, World Of Pain sabe ofrecer un discurso acústico mutable, inconsistente pero a su vez premeditado, de pinceladas empastadas a base de alquitrán y relieves cincelados con martillo. Un disco que se escucha con ansia y que logra desatar ansiedad. Una ansiedad que se saborea con placer. 

Aunque no creo que escudriñar el disco con la intención de extraerle cortes favoritos sea una buena idea -ya que el trabajo parece haber sido concebido para ser disfrutado como una historia dividida en capítulos-, no puedo resistirme a recomendar encarecidamente la escucha de su quinta propuesta, “World Of Pain”. Un tema inefable y taxativo.

El sello estadounidense Cloister Recordings ha sido el responsable de la edición en vinilo de ese caramelo de cianuro. La presentación resulta tan impecable como su contenido, y ha sido limitado a 200 ejemplares. 

World Of Illusory, World Of Pain es de ese tipo de trabajos que al escucharlo te preguntas por qué no lo has conocido antes. Pero, tranquilo, acaba de salir al mercado y todavía puedes hacerte con una copia. 

Fernando O. Paíno. 

Sala Delle Colonne – «Il Destino Della Orchestra Aurora»

Rescatando el pasado

Old Europa Cafe - junio de 2013 - martial/neoclassical - OECD 166

Al Tronco Sferzato Dal Vento

Un Incontro Casuale Al Cinema Aurora

Eroica

La Commedia

Il Tempio Di Mut

Un Impresa Di Valore (Slow Version)

Funerale Per La Regina Mary

La Guerra Continua

Deus Vult

Anathema Of Zos

En estos últimos años el martial neoclásico ha sido un género poco cultivado. Proyectos como el que hoy rescatamos, Sala Delle Colonne, marcaron una estela única en la que innumerables paisajes orquestales se tiñen a base de tensión bélica.

La primera década de este siglo fue el momento de esplendor de un género que cada vez queda más desatendido, el marcial neoclásico. Quizá Arditi pueda ser considerado el mejor exponente en activo de este estilo, pero hace algo más de diez años se gestó un pequeño movimiento que  brillaba intensamente gracias a proyectos como The Protagonist, Triarii o el que hoy ocupa nuestro espacio, Sala Delle Colonne.

Il Destino Della Orchestra Aurora fue el último lanzamiento de este proyecto comandado por el milanés Mehmet R. Frugis. Le preceden un CD editado por la ya desaparecida Cold Meat y Cronache (2007), su trabajo debut en el que se expone un estilo más escorado hacia el ruido. 

Si por algo destaca Il Destino Della Orchestra Aurora es por su cuidada elaboración y su equilibrio compositivo. El decálogo que estructura el álbum nos deja comprobar el amor hacia compositores como Krzysztof Penderecki o la influencia del sonido planteado por proyectos tan emblemáticos como Der Blutharsch o Les Joyaux de la Princesse. Frugis sabe aportar una propia visión propia, y a su vez logra crear algo nuevo que se desmarca del resto de las bandas englobabadas dentro de ese saco. 

Il Destino Della Orchestra Aurora es dominado por un manto de majestuosidad en el que la parsimonia y la tensión luchan constantemente por controlar una situación insostenible. La dinámica del trabajo está cargada de fluctuación y diversidad de sensaciones que solo las composiciones orquestales saben alcanzar. Y es que en Il Destino Della Orchestra Aurora se va a conjugar el sabor belicoso de los años 40 con todo tipo de melodías henchidas de poder, gestando un disco único dentro de estos campos. Temas como “Un Incontro Casuale Al Cinema Aurora” o “La Guerra Continua” hacen de este trabajo publicado por Old Europa Cafe todo un clásico. 

Fernando O. Paíno

Pverto Hvrraco – “Trasantier”

Doce descargas de plomo en tu cuerpo

Contubernio - Septiembre de 2021 - industrial - CRLP159

Cromo

26 de agosto de 1990

Por los verdes campos de mi Extremadura

Asunta y el organillero

Vacuna rusa

Insomnio III

Cantarrana no existe

La hora del Ángelus

Mundo

Pérdida limitada, beneficio ilimitado

Esclavos del siglo XX

Grita por un salario digno

El sello hispano Contubernio Records nos sorprende con la publicación de un desconcertante trabajo que rememora la masacre acaecida en la pedanía pacense de Puerto Hurraco, donde nueve personas perdieron la vida por causa de un ajuste de cuentas entre distintas familias. 

Ocasionalmente ocurren cosas como estas. Circunstancias que actúan como un recodo inesperado en el camino, aquel que logra cambiar tu destino sin saber qué es lo que vas a encontrarte cuando el sol salga de nuevo. Al escuchar Pverto Hvrraco, la reciente propuesta editorial de Contubernio, podemos colegir que la esperanza es un concepto frágil que se viste de negro cada vez que tiene ocasión. Desconocemos la procedencia de los autores de este trabajo, así como sus antecedentes profesionales o cualquier tipo de referencia artística previa, pero queda claro que lo que aquí ha quedado plasmado presenta una gran concentración de maldad, crueldad y degeneración intelectual. Un tétrico homenaje a uno de los sucesos hispanos más estremecedores que tuvieron lugar durante la última década del siglo pasado. 

Para quien desconozca lo allí acontecido, y con ánimo de resumir lo máximo posible, la pedanía pacense de Puerto Hurraco sufrió una mortífera cadena de ajustes de cuentas entre dos familias, los Izquierdo y los Cabanillas. Un amor no correspondido desató la funesta y cruenta oleada genocida que sirve de inspiración a Trasantier, donde el curso de la sangre derramada consiguió configurar cuencas fluviales en las que el diablo pescaba a su antojo. 

Trasantier exorna este macabro suceso con una descarga cacofónica de sonidos generados por medio de sintetizadores modulares y grabaciones de campo, engendrando un industrial áspero y abrasivo que logra atormentar a cualquiera que ose conocerlo. La tensión encapsulada en esta casete coquetea con bolsas de silencio irrespirable y loops sempiternos que taladran el inconsciente. Cortes como “26 de agosto de 1990”, fecha en la que tuvo lugar la comentada matanza, o “Mvndo” nos desvelan un retorcido gusto por lo siniestro, deshidratando la pasión, escarchando los sentimientos hasta contemplar su inexorable diaclasa. Es la banda sonora perfecta para una venganza inconclusa.

La edición física de Trasantier se ha llevado a cabo en formato casete, y ha sido limitada a tan solo quince ejemplares que actualmente adornan las estanterías de cada uno de sus quince propietarios. Sin embargo tienes la oportunidad de ahondar en sus entrañas pinchando el siguiente enlace: 

https://contuberniorecords.bandcamp.com/album/trasantier-crlp159

Fernando O. Paíno

Emaztegaiak – «Erorketa»

La banda sonora del fin del mundo

Deathbed tapes - Junio de 2021 - noise 

Beherapen

Azpisuge

Herio Hutsuneak

Desagertze

Sonidos trituradores, cuerpos envasados al vacío, una presión inconmensurable y voces desbocadas a la vez que mordaces. Miguel A. García y Enrique Garoz no han dudado en ningún momento a la hora de confeccionar “Erorketa”. Cuatro cortes sanguinarios que se sitúan entre el noise más impermeable y el power electronics más intransigente.

Enrique Garoz de Diego y Miguel A. García son dos pesos pesados del underground ruidista español. El primero de ellos es más que conocido por su laureado proyecto Tube Tentacles, mientras que el segundo forma parte, por derecho propio y su longeva trayectoria, del listado de eminencias hispanas del sonido industrial íbero. 

Lo que hoy tenemos el placer de escudriñar es ni más ni menos que un proyecto conjunto de estas dos mentes salvajes. Emaztegaiak, que en castellano viene a ser traducido como “novias”, ofrece sus discursos vocales en lengua euskera; todos ellos son bañados por una ingente variedad de filtros emparentados con la distorsión y las disonancias, que diluyen el mensaje hasta ocultarlo en la mente de su creador. Kike lo da todo de sí en Erorketa, algo evidente al escuchar los cortes que dan forma a esta nueva propuesta.

En lo referente a las capas de sonido, se ha cuidado de forma infinita la distribución de estratos cacofónicos, ecualizándolos con mucho mimo, mientras los tonos y timbres fluctúan casi de forma imperceptible, exornando enormemente el resultado de las cuatro piezas. García sabe dotar de una estética sonora parcialmente fracturada a cierta parte de los mantos acústicos que crean urdimbre con otras texturas más sólidas. Todas ellas serpentean en nuestras cabeza como si de un leviatán hambriento se tratase, engullendo cualquier aliento de vida hasta extinguirlo por completo. 

Difícil resulta en un trabajo cercano al harsh noise wall hacer una selección de temas preferentes, sin embargo recomendamos encarecidamente su cuarta propuesta “Desagertze”: casi diez minutos de asfixia. La pareja logra engendrar un contexto hecatómbico que brilla por su loable producción. Un dechado de maestría que da fe del nivel de estos dos genios. 

Erorketa ha salido a la venta en descarga digital y casete. De este último formato empiezan a escasear las copias disponibles, por lo que te animamos a hacerte con una de ellas pinchando en este enlace. No te arrepentirás. 

Fernando O. Paíno

Neil Chaney – “Aura»

CAPTURANDO ESENCIAS

Cold Spring - Junio de 2021 - dark ambient - CSR296CD

Aura

A New Home

The First Night

Family Secret

Kirlian Photography

Asylum Visit

Nightmare

Demons And Entities

Blood Vision

Seance Begins

Seance Continue

Exorcism

You’re Home

Everything Is Fine

End Credits

La estremecedora banda sonora del film británico “Aura” ha sido publicada por Cold Spring hace pocos meses. En ella vamos a encontrar quince cortes colmados de suspense y tensión en los que el dark ambient impera como género. 

No es la primera vez en la que el sello británico Cold Spring decide publicar una banda sonora de tintes oscuros y abstractos. En esta ocasión, la película elegida ha sido Aura, un film británico de suspense cuya trama se basa en encapsular el aura de la gente a base de fotografías realizadas por medio de una misteriosa cámara que uno de los personajes principales encuentra casualmente en la casa que acaba de heredar. El resto del argumento es fácilmente colegible al tratarse de una película de terror: La hermana de éste se encuentra poseída por espíritus demoniacos que no pararán de atormentarnos durante una hora y media. 

Más allá del contenido argumental de este largometraje, lo que nos interesa es escudriñar su banda sonora. Neil Chaney ha sido el responsable de llevarla a efecto, y el resultado obtenido se amolda a la perfección a las necesidades estéticas de la película. 

Chaney repartirá el argumento sonoro en quince cortes donde los instrumentos de cuerda frotada y viento juegan un papel fundamental a la hora de generar tensión. Los constantes contrastes se que logran utilizando la quietud y el estrépito acústico son más que sobresalientes, haciendo de esta banda sonora un plato muy apetitoso que se degusta por separado, sin necesidad de acudir a la película. Chaney exorna sus temas con amplias dosis de reverberación, obteniendo de esta manera unos contextos sumidos en la profundidad y el vacío.

Aunque en publicaciones de este tipo no conviene hace una diferenciación de temas, ya que se interpreta la obra como un conjunto secuencial indisoluble, sí que podemos denotar pequeñas preferencias, resaltando cortes tan bien ejecutados como “A New Home” o “Exorcirsm”.

Aura ha sido editado únicamente en formato CD. Se presenta en formato digipak de cuatro paneles que nos muestran espeluznantes fotogramas de esta turbadora película. 

Fernando O. Paíno

Jaco – «Los Misterios»

Entre la agonía y la distopía

Màgia Roja - Abril de 2021 - industrial/downtempo - MR027

Iaco, el portador de la antorcha

Delirio

Sur

El jardín de la desdicha

Las procesiones

Xenogénesis

Quiero perderme en tu cuerpo

Heroína Tiempo

L’inframón

Videoclub

Larry Rodríguez, referente activo en la Ciudad Condal por pertenecer a bandas como Dekaton o NDE, nos presenta su primer larga duración en solitario bajo un nombre tan sugerente como destructivo: Jaco. Pura poesía suburbial que Larry sabe condimentar a base de cadencias fragmentadas y ritmos dislocados. 

Jaco es una de esas obras que logran transportarte a aquel lugar efímero e inconsistente que se sitúa en el umbral de la realidad, justo cuando te encuentras encerrado en los jardines del delirio. Es en aquel preciso instante de casi media hora cuando eres consciente de que has perdido las manos en algún lugar, y no hay manera de girar la manija para regresar a la cotidianidad. Los Misterios es la descripción de un mal sueño llamado vida. Larry Rodríguez, responsable directo de este micromundo volátil de ideas desarraigadas que se proyectan sobre tu mente para establecer colonias, ha sabido condensar en un interesantísimo decálogo sonoro las inquietudes de un entorno del que intenta huir mientras recalifica el terreno, haciendo arte en el intento. 

El disco comienza con un introducción llamada «Iaco«, que sirve de presentación a uno de los temas más lisérgicos de este LP, “Delirio”. Ataviado con una vistosa estructura minimalista compuesta a base de golpes atonales, Larry comienza a desvelarnos lo que han visto sus ojos cuando tú duermes: constantes cenestesias que solo un mártir de un mundo enfermo sabe expresar con nitidez: “Empiezo a sentir calor que me mantiene aún encendido”.

«Sur» amplia sensiblemente su discurso melódico para alternarlo con golpes de silencio. Un corte hipnótico que nos subsume en mundos subterráneos que existen solo cuando no piensas en ellos. Los discursos proferidos por la trompeta en el ecuador del corte aportan un toque de elegancia que nos hace sentir atracción por el veneno. El tema que le sigue, “El jardín de la desdicha”, hereda el ritmo de su anterior propuesta para hablarnos más de cerca sobre sensaciones que escapan de nuestra percepción sensorial. Una declaración de amor envuelta en papel de periódico. 

Uno de los cortes predilectos de Los misterios es “Quiero perderme en tu cuerpo” pura poesía lisérgica que evoca los mejores momentos de un alma punzada por las desavenencias del deseo. 

«L’inframón» destaca por su ejemplar ejecución y su vistosidad plástica, generando horizontes sonoros en constante movimiento. La dulce pesadilla que ocasionalmente invocas cuando la esperanza está perdida. La voz huelga si la verdad se impone.

Existen muchas despedidas, algunas más sinceras que otras. Las desprovistas de una sonrisa suelen ser las más veraces, y eso es precisamente lo que «Videoclub» hace. Decir adiós a la vida homenajeando a aquellos que se despidieron de la misma en un videoclub.

Los Misterios ha sido publicado por el sello catalán Màgia Roja en colaboración con Aceleradora. Su tirada ha sido restringida a 320 ejemplares, por lo que recomendamos actuar rápido si has sido atrapado por las garras de Jaco

Fernando O. Paíno

Time Ends – “A Tribute to J​.​G. Ballard’s Tetralogy Of Transformation”

Vaticinando el final

The Epicurean - Mayo de 2021 - post-industrial - cure.24

Desiderii Marginis – The Wind From Nowhere

Troum – OUTSIDE (Archaic Landscape)

Troum – IN-SIDE (Archaic Mind-Scape)

Martin Bladh & Karolina Urbaniak – The Poisoned Well

Anemone Tube – Road Of Suffering I-III (I. Hunger For Sense Pleasures, II. Hunger For Existence, III. Hunger For Non-Existence)

Anemone Tube – Primordial Recollection

Anemone Tube – Sea Of Trees – Taking Death As Path

Nada mejor en los momentos que estamos viviendo que disfrutar de un homenaje acústico a JG Ballard, uno de los mayores visionarios del problema que supone el cambio climático en nuestro entorno y las catastróficas consecuencias para los ecosistemas. Desiderii Marginis, Troum, Anemone Tube y Martin Bladh & Karolina Urbaniak interpretan los escritos del autor británico, aportando un estilo asfixiante de ejemplar ejecución que exorna las tonadas. 

No es la primera ocasión que la novela es utilizada como herramienta para vaticinar o proyectar cambios catastróficos e inexorables. JG Ballard comenzó a ser consciente de que algo se estaba haciendo mal en este planeta, y que las consecuencias de ello podrían ser fatales, a mediados de los sesenta del siglo pasado. Él fue consciente de la trascendencia que podía tener la actuación humana sobre el ecosistema, así como los funestos resultados que ésta desataría en la población mundial. Fue por ello que el británico empeñó parte de su tiempo en escribir varias novelas en las que, mezclando la ciencia con la fantasía, conseguía ilustrar un mundo abrazado por la desolación y la hierática venganza de la naturaleza. 

El sello germano The Epicurean ha rendido un merecido homenaje a la obra de este escritor en un trabajo compartido por varios artistas de renombre dentro del género post-industrial.

Desiderii Marginis comienza este álbum con la lectura acústica de “The Wind From Nowhere”. Para ello, y siguiendo la trama encerrada en la novela, el proyecto desarrolla a base de grabaciones de campo un tejido sonoro auténticamente desolador que logra situarnos dentro del contexto catastrófico planteado en la novela, donde se relata una aplastante tormenta que, a modo de diluvio universal, arrasa el planeta. 

Por su parte Troum ahonda en las entrañas de “The Drowned World”, en la que el agente devastador va a ser en esta ocasión el agua. Los efectos purgatorios de este elemento natural sobre el planeta son ejemplificados de forma sobresaliente por el conjunto teutón, delineando a base de disonancias y esbozos melódicos una encomiable banda sonora que se encofra de forma ideal dentro de la proyección conceptual de Ballard. 

Martin Bladh & Karolina Urbaniak comienzan y desarrollan su discurso artístico de casi veinte minutos con una introducción vocal que relata la que quizá sea la más certera y terrorífica de las catástrofes naturales que puedan acometernos en un periodo de tiempo relativamente escaso: la sequía. El dúo plantea una elegante y trabajada combinación de recursos sonoros de talante experimental a los que se le adhieren retazos vocales en donde se narran las farragosas consecuencias que se desprenden sobre la humanidad. La heterogeneidad a la hora de mutar los paisajes sonoros planteados quizá sea la característica más sobresaliente de esta propuesta. 

Anemone Tube clausura este disco ofreciéndonos tres cortes centrados en el desarrollo e interpretación de la novela “The Crystal World”. El artista plantea un puzzle acústico confeccionado a base de grabaciones de campo de cuño fabril y urbanita que son proyectadas ocasionalmente en forma de loops con la intención de cimentar un manto contextual sobre el que otra serie de recursos sonoros se superponen, consolidando una atmósfera única. Stefan Hanser, responsable de este proyecto alemán, ha sabido encapsular a la perfección el sentimiento angustioso que encierra el argumento de esta inquietante novela. “Sea of Trees”, tema con el que se clausura este CD, nos dirige hacia una vorágine acústica repleta de plasticidad y presión. 

Cabe resaltar la ejemplar presentación de este lanzamiento, especialmente en lo referente al diseño de la imagen de la portada, en la que se muestra una hipotética figuración del resultado de nuestra especie tras haber sometido al entorno que nos sustenta a toda suerte de calamidades.

Time Ends – “A Tribute to J​.​G. Ballard’s Tetralogy Of Transformation” se ha presentado en una edición limitada de 140 copias en CD. Se espera una edición en vinilo de color amarillo que llegará a finales de este año. No lo pierdas de vista. 

https://epicureanescapism.bandcamp.com/album/v-a-time-ends-a-tribute-to-j-g-ballards-tetralogy-of-transformation

Fernando O. Paíno

Det Kätterska Förbund – “Lidaverken Del I: Att I Vådeld Förgås”

Enclaustrado en la calígine

Cold Spring - Julio de 2021 - post-industrial/ritual - CSR265CD



He Will Fall

Endless Golgatha

Att I Vådeld Förgås

Sacred Grounds

Bar Är Broderlös Rygg

Vid Hälleberg

Vanhelgat Vard Ditt Namn

Nordvargr y Thomas Ekelund (Trepaneringsritualen) vuelven a aunar ideas y fuerza para crear un nuevo proyecto dominado por la oscuridad y la intransigencia industrial. Det Kätterska Förbund presenta su primer trabajo de la mano del sello británico Cold Spring. “Lidaverken Del I: Att I Vådeld Förgås” encierra siete cortes envueltos en calígine. Ideal para soportar la canícula.

No es la primera vez que estos dos iconos de la música post-industrial oscura aúnan sus ideas con el objetivo de gestar algo nuevo. Ejemplos de ello podemos encontrarlos en el magnífico Alpha Ænigma (2018) bajo el rúnico nombre de ᚾᛟᚢᛁᛁ // ᚦᛟᚦᚷᛁᚷ, que fue lanzado por el sello italiano Old Europa Cafe. En analogía directa con su predecesor, esta nueva propuesta colaborativa se muestra mucho más abierta y rítmica, equilibrando piezas en las que prolifera el dark ambient, como “Att I Vådeld Förgås”, con otras mucho más definidas por la cadencia y con ciertas oscilaciones estéticas que crean una fórmula angulosa y dinámica dirigida a romper el esquema delineado anteriormente por estos artistas.  

Lidaverken Del I: Att I Vådeld Förgås comienza sorprendiéndonos. Los coros que sirven de heraldo a “He Will Fall”, corte con el que comienza este trabajo, nos dejan más que claro que lo que aquí se presenta es una versión de la clásica formación norteamericana The Stooges, concretamente el corte más oscuro de su disco debut de 1969, sin embargo, el “We” del título original ha sido modificado por “He”. Hablamos de una intensa interpretación de un título que marcó no solo a una generación, sino a una plétora de artistas y subgéneros musicales. Su segunda oferta, “Endless Golgatha”, posiblemente sea el tema más dinámico de todo el repertorio. Cosechado a base de sustrato industrial y marcado por la cadencia, en él se combinan profundos cambios estéticos y juegos de voces que logran dotarlo de ductilidad. Un corte curioso a la vez que arriesgado, pero al mismo tiempo interesante y original. 

Att I Vådeld Förgås” nos subsume de nuevo en una profundidad inconmensurable. La cadencia de los tambores se ve ralentizada para dejar espacio a unas saturaciones que oprimen en su justa medida sin llegar a aplastar. Destaca el logrado juego de registros vocales que se entremezcla como si se tratase de masas de aire envenenado, otorgando a esta tonada una atmósfera única. Ambientación lúgubre para todo amante de un Apocalipsis digno. “Sacred Grounds” rescata los ritmos pausados que se habían anunciado anteriormente para salpimentarlos con una melodía bastante vistosa y nutrida en la que las voces de ambos artistas se encofran sobre los tiempos existentes entre las vidas de los golpes de percusión. “Bar Är Broderlös Rygg” puede evocarnos la fórmula mesmerizante aplicada en algunos trabajos de Brighter Death Now, pero desde un enfoque más opaco y misterioso. “Vid Hälleberg” sea posiblemente la joya de este disco, tanto por su fluctuación rítmica como por la estética de los sonidos escogidos. Un tema que, a pesar de pecar de cierto estatismo compositivo, sabe dirigirnos por un camino repleto de sombras y misterio. “Vanhelgat Vard Ditt Namn” incide de nuevo en ritmos pausados que descansan sobre un manto atonal nutrido de drones e intermitencias vocales fracturadas por la distorsión.

Lidaverken Del I: Att I Vådeld Förgås ha sido publicado en dos formatos distintos: CD y vinilo. Este último presenta a su vez dos ediciones distintas que difieren en el color del disco. La más limitada de ellas (restringida a 250 ejemplares) se ofrece en un vistoso tono verde y únicamente se puede conseguir por medio del propio sello (Cold Spring) o de la propia mano de los artistas. 

Fernando O. Paíno.

All My Sins Remembered II – The Sonic Worlds Of John Murphy

Rescatando documentos únicos

The Epicurean - mayo de 2021 - post-industrial - cure.23

Krank – NAOS Number 1

The Grimsel Path – Deviation

The Grimsel Path – Scorched Earth

The Grimsel Path – Hair Soap Candles

The Grimsel Path – Run Please Master

The Grimsel Path – Sideshow Of The Soul

The Grimsel Path – End Of Transmission

Ophiolatreia – Mirror Of Dionysos

Ophiolatreia – Mirror To Dionysos

My Father Of Serpents – Live At RMITV Studio 1988

My Father Of Serpents – Untitled

My Father Of Serpents – Untitled

Ophiolatreia – Untitled

Crank – Untitled

En esta segunda entrega en la que se homenajea la todavía parcialmente desconocida carrera artística de John Murphy, se nos ofrece un acercamiento a sus proyectos más poco nombrados, como pueden ser The Grimsel Path o My Father Of Serpents. En ellos Murphy aporta junto a otros artistas una visión apocalíptica y oscura en la que el post-industrial se alza como género dominante.

Hace aproximadamente un lustro que el sello germano The Epicurean tuviera a bien realizar un homenaje a uno de los artistas más relevantes del movimiento post-industrial, el ya desaparecido John Murphy. Si en la primera entrega nos encontrábamos una colección de canciones dominada por el eclecticismo estético, ahora en esta segunda propuesta hallaremos una cohesión estilística sólida. All My Sins Remembered II rescata proyectos en los que Jonh colaboró junto a otros artistas, como es el caso de The Grimsel Path, el cual formó junto a John Evans -con el que también trabajó en Last Dominion Lost-, My Father Of Serpents, o su proyecto debut Krank.

En rasgos generales, el sonido que aportan todas estas bandas guarda ciertas connotaciones estéticas comunes, como puede ser el talante oscuro y hermético de las composiciones, la oscilación de discursos ruidistas intermitentes, la proyección de collages sonoros que se diluyen para dejar paso a nuevos esquemas cargados de efectismo y plasticidad, voces aplastadas por la flaccidez y el sonido cavernoso, divagaciones experimentales que generan paisajes incómodos y desconcertantes, y sobre todo, un constante y magnífico sentimiento de incomodidad que se dilata hasta abarcar la vida de los dos CDs.  Resulta sorprendente atender al segmento cronológico en el que se encuadra la realización de estas obras y comprobar que, en muchas ocasiones, como es el caso de Crank y My Father Of Serpents, puede haber una década de diferencia entre ellas, sin embargo el cariz estético y la organización compositiva no difiere en exceso. El sonido de los proyectos post-industriales en los que Murphy ha sido miembro activo se caracterizan por esos agregados de percusión sobre metal o parche, ya sea de forma rítmica o improvisada. 

Vale la pena adentrarse en el contenido de este disco homenaje y descubrir un sonido que se muestra cercano a algunos primeros trabajos en casete de The Grey Wolves o las primeras experimentaciones ruidistas de Nurse With Wound, y es que la mayor parte del repertorio que se muestra en este doble CD abarca la década de los ochenta y principios de los noventa, años en los que las citadas bandas de referencia también idearon sus discos más representativos.

The Epicurean vuelve a sorprendernos con un auténtico regalo para los oídos de todo amante de la música post-industrial. All My Sins Remembered II – The Sonic Worlds Of John Murphy es un documento imprescindible para descubrir facetas ocultas de uno de los músicos más representativos y carismáticos de la música underground de las últimas décadas. 

Fernando O. Paíno

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑