Merzbow / Genesis Breyer P-Orridge – “A Perfect Pain”

 Terciopelo áspero

4-estrellas

 

Cold Spring - Octubre de 2018 - noise/experimental - CSR23CD

 

A Perfect Restraint

Flowering Pain Give Space

Source Are Rare

Kreeme Horne

All Beauty Is Our Enemy

 

Uno de los lanzamientos más icónicos del catálogo de Cold Spring ha visto su reedición: “A Perfect Pain” es el resultado obtenido de los trabajos de experimentación conjunta llevados a cabo por dos iconos del industrial: Genesis P-Orridge y Merzbow.

 

Dos formas distintas de entender el ruido, el caos, y la catarsis, logran entenderse. Genesis P-Orridge no necesita presentación. Este ente británico ha forjado su reputación dentro del genero industrial, entre otras muchas cosas, por dar nombre al movimiento que él y su banda seminal, Throbbing Gristle, crearon. Por la otra parte, Masami Akita está cerca de lograr el record Guinness con el mayor número de lanzamientos editados por un artista, y además de corte netamente ruidista. Este japonés es el pilar más visible del movimiento japanoise, siendo uno de sus principales precursores a principios de los ochenta.

 

genesis-p-orridge-c0ccb3ca-f444-439f-8daa-abda7f666c3-resize-750
Genesis

 

No era la primera vez que ambos realizaban colaboraciones con otros artistas, sin embargo, ésta tiene algo de especial, y es el hecho de que Masami ideó un lienzo sonoro cargado de heterogeneidad cacofónica para que Genesis plasmara su pensamiento en él. El resultado os lo podéis imaginar, cuanto menos inquietante, opresivo, onírico, perturbador, crítico, punzante y crudo.

 

Masami-Akita-Merzbow-photo-ca.-19811
Masami

 

Adentrarse en A Perfect Pain es descubrir un trabajo repleto de facetas y perspectivas encontradas por ambos artistas. Estilos que saben adaptarse y complementarse recíprocamente con especial eficacia, obteniendo un resultado único y cohesionado. El discurso acústico de Merzbow va mutando en cada tema, jugando con estructuras de ritmo marcado para derivar en experimentación oscura y vidriosa, lo que dota a este disco de un especial dinamismo dentro del estilo de Akita. Dinamismo que génesis ha sabido aprovechar al máximo ofreciendo una colección de textos incendiarios y críticos en los que nos sigue exponiendo su particular visión del mundo que nos rodea. Temas del calibre de “Source Are Rare” clarifican ejemplarmente el espíritu del disco: ritmo, constantes intervalos de ruido que actúan en forma de mantras, llevándose al oyente consigo. Los relatos de P-Orridge van dando forma a mundos en los que las fábulas de recrudecen hasta mancharse de sangre.

Kreeme Horn” certifica el hecho de que Genesis y Akita han sabido compenetrarse magistralmente, dando a luz un tema que ensambla las características estéticas más remarcables del espíritu creativo de ambos artistas.

Aunque este disco fue la vigésimo tercera referencia de Cold Spring, haciendo acopio de las teorías que Aleister Crowley profesó sobre la simbología de este número y que tanto abrazó P-Orridge, diecisiete años más tarde la casa británica ha decidido relanzarlo por todo lo alto, ofreciendo una triple propuesta editorial en vinilo limitado, estándar y CD.

A Perfect Pain es una de las colaboraciones más nutritivas que ambos genios del ruido han llevado a cabo. Muy recomendable.

 

 

Fernando O. Paíno

Control – “Blood Will Rain”

Control se supera a sí mismo

5_Estrellas

 

Ant-Zen - Septiembre de 2018 - power electronics - ACT380

 

 

Awakening
Der weg
Blood will rain
Invoking chaos
Descending into shadows
The chosen call
Black mass
Drowned by hate
The blood that powers all
This is the law

 

Control vuelve a desmarcarse del resto de bandas power electronics con un lanzamiento devastador y sombrío. “Blood Will Rain” es una exquisitez apta para los paladares más exigentes. Una disertación acústica llena de furia y oscuridad.

 

El aspecto más reseñable de Thomas Garrison quizás sea su increíble capacidad a la hora de generar contextos sonoros embarazosos y asoladores. Este estadounidense es por derecho propio una de las cabezas más importantes del industrial extremo, y es que desde hace más de 19 años, Control no ha dejado de manufacturar trabajos tocados por la mano del diablo, construidos a base de desolación, intensidad ruidista y esquemas sonoros auténticamente aniquiladores.

La carrera de Control ha sido un in crescendo arrollador. Desde hace unos años, el sello alemán Ant-Zent se ha encargado de publicar sus últimas propuestas. Si ya alucinábamos con la magnificencia de In Harm’s Way (2015) ahora con Blood Will Rain, su último lanzamiento, el asunto se torna más turbio y apocalíptico que nunca. Un decálogo de maldiciones sonoras en las que Garrison expone una perspectiva demoledora y rotunda. Cadencias tamizadas por distorsiones y ruido blanco que van siendo alimentadas de forma progresiva por un ejército de voces enigmáticas, salvajes e impenetrables. Garrison puede apuntarse un 10 en su lista de valoraciones, ya que Blood Will Rain no tiene objeción alguna en lo referente a su resultado. El planteamiento expuesto en este disco recrudece el estilo visceral del artista, adentrándonos en una hecatombe sonora que logra aprisionar la esperanza del oyente. Experimentación mezclada con ritmos aplastantes y paisajes etéreos.

 

44603299_10156965754999052_8640995662885814272_o.jpg

 

Blood Will Rain es una delicia que supura constantes maldiciones. Temas como “Invoking Chaos” o “Black Mass” son pruebas fehacientes de que Garrison ha sabido superarse a sí mismo. Esta efectividad se traslada de manera fidedigna a sus directos, en los que el artista es capaz de trasmitir esa esencia colérica que reside en su música. Prueba de ello la hallamos en la atractiva casete publicada por Raubkauf, Over Maschinenfest Part II – 2015 (2016). Un amante de Mz 412, Brighter Death Now o Trepaneringsritualen caerá rendido ante la imponente calidad de este fantástico disco.

La mayor parte de publicaciones de Control han sido lanzadas en formato CD, y este trabajo no podía ser la excepción. Su portada mantiene la estética característica del proyecto, muy conceptual y hierática, casi exenta de figuración alguna. Ant-Zent ha sabido apostar por una banda que nunca defrauda, y es que Control es una garantía de calidad dentro de la música industrial.

 

 

Fernando O. Paíno

Tunnels Of Āh – “Charnel Transmissions”

Navegando sobre aguas muertas

5_Estrellas

 

Cold Spring - Junio de 2018 - industrial - CSR256CD

 

Posiblemente “Charnel Transmissions” sea el disco más oscuro y hermético de toda la discografía de Tunnels Of Āh. Stephen Reuben Burroughs se marca un lanzamiento angustioso en el que los drones campan a sus anchas, conformando un contexto auténticamente desolador.

Tunnels Of Āh es una de las bandas más oscuras de todo el catálogo de Cold Spring. Sus discos tienen como nota común la perturbación y las atmósferas yermas. Escuchar la última propuesta de este proyecto es comprobar que Tunnels Of Āh ha recrudecido aún más su estilo con la intención de forjar un trabajo que, cuanto menos, impacta por su talante gélido y taxativo.

En nuestra opinión Charnel Transmissions no tiene desperdicio alguno. Sus cinco temas juegan con la abstracción espacial más aplastante y mórbida. En cierta forma pueden recordarnos en más de un momento a trabajos tan consumados como Regel (1982) o The Plain Truth (1983) del italiano Maurizio Bianchi. Se concatenan las tonalidades opacas con ocasionales destellos de cadencia en forma de ruido, haciendo de los temas un complejo de sensaciones opresivas, infectadas por la intransigencia que cierra la puerta a los planteamientos esperanzadores.

 

R-12129437-1528890795-8838.jpeg.jpg

 

Si por algo se caracteriza Charnel Transmissions es por la considerable duración de sus tonadas. Una media de diez minutos por corte, todos ellos carentes de voz. “Homage To The Landfill Dogs”, el tema que se encarga de abrir el CD, nos da la bienvenida de la forma más gris y sepulcral que se pueda imaginar: saturaciones, desprendimientos acústicos y presión conceptual. Todo ello planteado con perfección y elegancia con el fin de abrir de nuevo una herida infectada y echar sal en ella.

Otro de los temas que describen de forma idónea el cariz de este CD es “Here Is The Heap”. Burroughs sabe romper esquemas para formular un caos guiado por la mesura, pura intranquilidad que navega sobre aguas muertas.

Una vez más Cold Spring, sello con el que Tunnels Of Āh lleva trabajando desde el comienzo de su carrera, se ocupa de lanzar este disco. Y lo cierto es que en NOmelody apreciamos sobremanera discos como este, en los que las concesiones y los convencionalismos quedan hacinados con la intención de mostrar la faceta más visceral del sonido, la más sofocante e irrespirable.

No pierdas de vista este disco, porque, por el momento, ha entrado en nuestra lista de favoritos de este año 2018.

 

 

Fernando O. Paíno

 

 

 

 

Deathpanel – “Age Of Insignificance”

Una acometida impactante

4-estrellas

 

Tesco Organisation - Junio de 2018 - power electronics - TESCO 124

 

 

Tesco Organisation vuelve a deslumbrar con un debut impactante. Deathpanel es un proyecto alemán de power electronics cargado de ira. Ocho cortes hirvientes en los que se desarrollan mosaicos sonoros repletos de presión.

 

 

Como casi todos sabemos, Tesco organisation es uno de los referentes indiscutibles a nivel mundial en lo que a power electronics se refiere. En esta ocasión, el sello alemán sorprende con el debut en CD de un proyecto que ya dio a conocer poco tiempo atrás en el fantástico prontuario Projekt Neue Ordnung II, donde colaboró con la aplastante “Freedom Is Pain”. Asimismo la banda hizo lo propio en el recopilatorio de Zaetraom, 4th World: Afterworkpopsongsforchildsoldiers, en el que se incluyó “Better Than Home”. Pues bien, ahora le ha llegado el turno al primer larga duración, Age Of Insignificance, un CD adaptado a la perfección a las matrices del sello, que sabe sonar frío, hierático, punzante, y salvaje al mismo tiempo.

Su estilo bascula entre la acometividad sonora de Genocide Organ y la divagación compositiva de The Grey Wolves, haciendo de este trabajo algo salvaje y rotundo. Una colección de paisajes apocalípticos rebosantes de ruido y distorsión en los que se concatena de forma muy acertada loops, grabaciones de campo y voces en absoluta exasperación. Si ya con “Faceless”, corte con el que da comienzo el CD, las cosas nos quedan claras, el desarrollo del trabajo ahonda en la indeterminación inherente de la sociedad actual, la falta de valores y los efectos de la sociedad masa planteados por Marcuse en sus obras. Una banda sonora perfecta para una población anclada en el inmovilismo y el sometimiento gubernamental.

 

deathpanel .jpg

 

Age Of Insignificance está cargado de impactante munición acústica. No conviene pasar por alto temas como “I Live For My Sins” o el corte que bautiza este álbum “Age Of Insignificance”, canciones que demuestran la calidad de Deathpanel dentro de los jalones marcados por el sonido más extremo de la electrónica.

La sobriedad y la crudeza de transpira Deathpanel es algo palpable hasta en su portada, cuyo diseño se reduce al logo, el nombre de la banda y el título del disco, obviando figuración alguna hacia la realidad. Deathpanel es rabia eidética, es furia conceptual tan directa como un disparo al pecho. Una genialidad digna del sello que lo publica.

Age Of Insignificance ha sido lanzado en formato digipak, acompañado de un libreto de cuatro páginas en el que se incluyen las letras de alguno de sus temas, hecho que nos ayuda a entender mejor la idiosincrasia del proyecto.

Deathpanel inaugura su discografía con un trabajo vibrante, no dejes de descubrirlo.

 

 

Fernando O. Paíno

Los 10 discos más perturbadores que debes escuchar antes de recibir la primera comunión.

 

Retomamos la costumbre anual de recomendar una batería de discos con la que poder pasar felizmente lo que resta de verano. En esta ocasión le toca el turno a los álbumes más perturbadores. Aquellos que por una razón u otra nos han erizado los vellos de forma incontenible, ya sea por su oscuridad, su inusual agresividad, su ambivalencia compositiva, o su marcado matiz macabro. Todo es válido a la hora de crear estupor y malrrollismo, y en NOmelody estamos encantados de abordarlo, desarrollarlo y recomendarlo con cariño y devoción. La selección efectuada no tiene como finalidad rellenar las tablas de Moisés. Es una valoración completamente subjetiva que porta el deseo de ser de vuestro agrado.

 

 

Lustmord – Heresy (1990)

 

R-5718905-1446916260-9261.jpeg.jpg

 

A mi parecer, dentro de la extensa plétora de discos de dark ambient, Heresy se lleva la palma por derecho propio. Huelga buscar motivos, aunque si tenemos que acudir a alguno basta destacar que este trabajo inaugura el llamado género dark ambient en 1990. Una hora de paisajes acústicos cargados de opacidad y funestos augurios en los que Lustmord juega con una extensa colección de grabaciones de campo recogida durante los tres últimos años de los ochenta. Para ello no dudó ni un segundo en irse a registrar sonidos a emplazamientos tales como criptas, catacumbas y otros lugares en los que jamás pasarías unas merecidas vacaciones. Tampoco titubeó a la hora de echar mano de psicofonías. Un mosaico sonoro realmente magistral y apocalíptico. Algo que hay que escuchar una vez en la vida.

 

 

 

 

Ain Soph / Sigillum S – Untitled (1989)

 

R-185020-1183291269.jpeg.jpg

 

De estos dos colosos italianos podríamos citar más de un trabajo que te cortaría en seco la digestión, pero por razones de practicidad hemos decidido elegir este compartido en casete que, afortunadamente, ha gozado de muchas reediciones a lo largo de las últimas décadas.

Describir el cariz de este trabajo resulta cuanto menos complicado. Se juntaron el hambre con las ganas de comer y pasó lo que tenía que pasar. Untitled, conocido comúnmente con el nombre de Simulacra, es uno de los álbumes más oscuros y sepulcrales a los que vas a tener acceso. Recomendamos encarecidamente deleitarse con tonadas como la que abre el disco, “Rex Tremendae”, para hacerse una pequeña idea que lo que esta maravilla esconde dentro.

 

 

 

 

Nurse With Wound – Soliloquy For Lilith (1988)

 

R-193195-1163943857.jpeg.jpg

 

Tengo que reconocer que en más de una ocasión he utilizado este triple LP como recurso de relajación, aunque esta premisa jamás debe ser elevada a ley viniendo de la fuente que la redacta.

Dentro de el inmenso acervo discográfico de Nurse With Wound, y salándonos por alto el increíble May The Fleas Of A Thousand Camels Infest Your Armpits (2009), estamos en la obligación de reseñar un disco tan fundamental como es Soliloquy For Lilith. Su inmensidad es difícil de ser descrita con palabras: campos de sonido metálico en plena fricción modulada. El resultado es algo realmente siniestro e hipnótico. Letanías al vacío. Un trabajo que sirve de escalera para asimilar la primera etapa de Stapleton y a su vez preparase para una nueva que se iría conformando a raíz de los noventa.

 

 

Current 93 – Dawn (1987)

 

R-103998-001.jpg.jpg

 

Si lo tuyo son las experiencias fuertes y macabras, no debes pasar por alto los primeros cuatro años de vida del proyecto de David Tibet. De esta baraja de cantos a lo oculto, destacaría un álbum al que guardo especial respeto: Dawn. Dos temas lóbregos y aplastantes en los que Tibet lo da todo de sí mismo, oscuros como una noche nublada en medio del bosque. El primero de ellos, “Great Black Time”, fue grabado en vivo en el mítico Bar Maldoror, el cual nunca existió como tal. Todo fue una idea psicotrópica del propio Tibet, Stapleton y el ya desaparecido John Balance. El famoso bar no tenía una localización concreta, sino que se trataba de una pancarta que deambulaba de sala en sala cada vez que una de las bandas realizaba una actuación.

 

 

 

 

ZFK – Рабочий Контроль (2005)

 

R-842526-1283402099.jpeg.jpg

 

ZFK es un proyecto que ha pasado desapercibido durante muchos años para la mayoría de los seguidores de los sonidos fríos y punzantes. Sin embargo, eso no le resta la capacidad de alzarse como uno de los más opresivos e hirientes de la historia. Su único trabajo Рабочий Контроль vio la luz en formato CDr limitado a muy pocas copias, y un año después fue descubierto y reeditado por la casa japonesa Teito. Hablamos de un solo corte de tres cuatros de hora en el que la ira ruidista se desata de forma absoluta y constante, encarnándose en una amalgama de distorsiones moduladas y mesuradas de forma ejemplar. Un cinco tenedores.

 

 

 

Prurient – Annihilationist (2015)

 

R-7178647-1440071841-6211.jpeg.jpg

 

Dominick Fernow es otro de los grandes nombres del ruido actual. Responsable de infinidad de proyectos, su obra más laureada y conocida es sin lugar a dudas Prurient. Esta idea de Fernow ha sido la más cultivada, y dentro de su amplio y ecléctico catálogo de propuestas debemos señalar Annihilationist, una casete que fue lanzada a principios de la segunda década del nuevo siglo en el sello del propio artista, Hospital Productions, y que años después Tesco reeditó bajo el sello Functional Organisation. Siete cortes intensos y cercenadores repletos de malas intenciones. Dinámicos, raspantes, hirsutos… Uno de los álbumes más identificativos de este genio del desconcierto.

 

 

 

 

Trepaneringsritualen – Deathward, To The Womb (2012)

 

R-3436314-1330321331.jpeg.jpg

 

Cuando salió este disco al mercado pocos conocían lo que hoy es uno de los referentes indiscutibles del nuevo sonido post-industrial. En Deathward, To The Womb se gestará un estilo muy personal en el que se logra fusionar el power electronics con el ritual y el dark ambient, haciendo de este 10” una obra maestra. Actualmente ha sido objeto de todo tipo de reediciones en todos los formatos habidos y por haber. Si todavía no has tenido la oportunidad de escucharlo, te recomendamos no perder el tiempo. Solo son seis temas, pero ninguno de ellos conseguirá dejarte indiferente.

 

 

 

 

Brighter Death Now – Innerwar (1996)

 

R-1165394-1241000039.jpeg.jpg

 

Karmanik es uno de los padres de la perturbación musical. No hay disco de Brighter Death Now que se escape de ser juzgado como algo depravado, hiriente y malévolo. Dentro de un catálogo ya de por sí insondable, nos detendremos en una de sus obras más logradas: Innerwar. Comienza de la misma forma en la que termina, y no podía ser otra que transmitiendo un sincero sentimiento de estupefacción. Recomendamos encarecidamente cortes como “No Pain” o “Sex Or Violence?”. Perfecto para amenizar las cenas familiares de nochebuena.

 

 

Doxa Sinistra – Conveyer Belt (1985)

 

R-412564-1213683454.jpeg.jpg

 

Situémonos por un momento en 1985. Es muy importante realizar este ejercicio de contextualización para entender la potencia, la originalidad y el impacto de esta casete. No llega a ser industrial, tampoco se queda en puro experimental, coquetea con el minimal y la new wave, y se encierra por voluntad propia en casa de nadie para sonar de forma única. Conveyer Belt está vertebrado por trece temas desligados entre sí, todos ellos geniales. Nunca sabrás lo que puede venir a continuación, y en cierta forma, ahí reside gran parte de la magia de Doxa Sinistra. Motor de influencia para un buen número de bandas catalogadas dentro de la cold wave de los ochenta. A día de hoy está realmente cotizada. Sufrirás en el intento de conseguir la casete original.

¿Dónde radica la perturbación de esta banda? En su constante bipolaridad.

 

 

 

Arktau Eos – Mirrorion (2006)

 

R-725516-1205014395.jpeg.jpg

 

Realmente, todo lo que el sello finlandés Aural Hypnox edita es de forma genuina desconcertante, incómodo y embarazoso. Puro y absoluto dark ambient fusionado con ritual. Dentro de un catálogo envidiable destacamos Arktau Eos. Mirrorion es su segundo trabajo, otro compendio de temas más oscuros e introspectivos que la conciencia de tu profesor de matemáticas en cuarto de EGB. Si te sientes atraído por este CD, te recomendamos repasar ávidamente el resto de su discografía, y ya de paso la totalidad de ofertas musicales de esta discográfica.

 

 

Fernando O. Paíno

 

 

 

 

 

 

 

C.3.3. – Ballad of Reading Gaol / The Cacophonietta

La celda 33

5_Estrellas

 

Cold Spring - Junio de 2018 - spoken words/experimental - CSR255CD

 

Ballad of Reading Gaol (Prologue)

Movement I: Blood and Wine

Movement II: Iron Town

Movement III: Gallows Tree

Movement IV: The Devil’s Own Brigade

Pit of Shame (Reprise)

Acousticon

Panoptix

 

“Ballad Of Reading Gaol – The Cacophonietta” es mucho más que un puñado de buenas canciones. Paul Jamrozy, uno de los pilares de los míticos Test Dept, idea una obra única en la que se combina la poesía de Oscar Wilde con experimentación de alto nivel.

 

Ballad Of Reading Gaol es el título que recibe una de las obras más sentidas de Oscar Wilde. Ésta es dedicada a un amigo cercano al escritor que esperaba la muerte en la celda número 33, de ahí el nombre de este proyecto ideado por Paul Jamrozy en el que se rescata la efervescencia de los primeros tiempos de Test Dept, aportando un matiz cargado de abstracción.

El álbum vio la luz allá por el año 2011 en formato CDr, y desde entonces no había gozado de la notoriedad que se merecía. Hablamos de un trabajo que disloca molduras gracias a su constante versatilidad y sus marcados cambios de matices e intensidad. Comienza con puro spoken words en el que se da vida a Wilde para continuar con gemas como “Blood And Wine”, donde una longeva urdimbre de sonidos se entrelaza de manera ejemplar con la intención de mostrar formas sonoras de inquietante belleza, todo ello aderezado con un inteligente reparto de percusión industrial.

 

R-12134234-1528984305-4009.jpeg.jpg

 

El momento más auténtico se alcanza con “Iron Town”, un tema único que evoca muchos de los primeros momentos de la primera oleada post-industrial gracias al espíritu ritual y místico del corte. En él vamos a encontrar líneas rítmicas envueltas en contextos perturbadores que saben evolucionar hacía estructuras más cercanas al mejor sonido de Test Dept, aquel en el que se fusionaba la cadencia con el hipnotismo para gestar algo potente y rotundo. Aquí se vuelve a conseguir, y el resultado es encomiable.

The Devils Own Brigade” muestra un ejército de drones cargados de profundidad que sirven de escenario perfecto para, como pasa en los mejores momentos de Current 93, tomar el poder.

Esta nueva edición de Cold Spring se lanza con dos temas extras, “Acousticon” sabe hablarnos por medio de sonidos abstractos. Puro intimismo cercano al dark ambient ideado en el romanticismo de la incertidumbre, ritmos mesmerizantes acompañados de una sosegada inquietud. “Panoptix” es la otra nueva propuesta, un corte que se adata grácilmente a la esencia del trabajo, pero que sabe aportar nuevas pinceladas de dinámica industrial.

Ballad Of Reading Gaol – The Cacophonietta ha sido publicado en formato CD, protegido por un precioso digipak de 6 paneles. Una oportunidad única para revivir la esencia más auténtica de Paul Jamrozy.

 

 

Fernando O. Paíno.

 

OFFERBEEST – “Afrika”

Compresión desmesurada

4-estrellas

 

Malignant Records - Junio de 2018 - power-electronics - TUMORCD119

 

Machete

He Is My Master

Violated

I Am The One

Cut Out Their Hearts

Kill Everything In Sight My Brothers

Chains

 

OFFERBEEST es una de las facetas más agresivas de Mories, responsable del conocido proyecto de metal industrial, Gnaw Their Tongues. En este impulsivo disco bautizado con el nombre de “Afrika” vamos a encontrar altas dosis de power-electronics afín a los primeros conatos de ruido.

 

 

Al escuchar Afrika uno es consciente de la amplitud creativa de Mories. Además de Gnaw Their Tongues, proyecto con el que ha alcanzado una merecida notoriedad editando un buen puñado de trabajos, el holandés ha participado e ideado un gran número de propuestas en paralelo. Lo que hoy presentamos es uno de sus planteamientos más radicales y fríos, OFFERBEEST. Algo que se encuadra en el power electronics gestado por bandas como Whitehouse o los primeros Consumer Electronics, para pasar a derroteros igualmente radicales pero más abstractos, como es el caso de Ramleh.

Siete temas cargados de absoluta presión, bucles mesurados por la oscilación con el fin de embarcarnos en auténticas pesadillas repletas de cacofonías y voces exasperadas. Y es que este CD no concede tregua alguna, desde su inicio con “Machete” se establecen unas pautas caras y herméticas. “He Is My Master” se muestra genial y auténtica, rescatando de nuestros recuerdos algún gran guiño de la Come Organisation.

El momento de gloria se alcanza con “Cut Out Their Hearts”, un tema grabado en el mismísimo infierno que rescata la esencia del industrial alemán de principios de los noventa. Vórtices sonoros en continua actividad sirven de marco para letras sumergidas en sangre y odio. Maravilloso.

 

R-12289029-1532243230-6542.jpeg.jpg

 

Chains” clausura el disco. Es el único corte en el que el silencio asoma tenuemente la cabeza, fracturado por un rectilíneo escape de ruido intermitente y una suerte de discursos que atraparán de forma indefectible a los seguidores del sector más radical del ruido.

El sello estadounidense Malignant Records ha sido el encargado de dar a conocer esta nueva y opresiva faceta de Mories, ya que aunque el proyecto contaba con una casete y la participación en un compartido, ambos lanzamientos han gozado de una escasísima tirada.

Afrika cuenta con una edición de 300 ejemplares presentados en una carpeta tamaño A5 que viene acompañada por un libreto de 12 páginas, lo cual hace todavía más atractiva esta nueva y punzante oferta.

 

 

Coàgul & Cadena – “Coàgul & Cadena”

Una ducha de agua hirviendo

4-estrellas

 

GH Records - Noviembre de 2016 - industrial/rock - GH 129

 

Aigua Passada

Cap Al Centre

No Sóc Ningú

Joc De Nit

Ronda De Dalt

Insectes

L’Enemic Interior

 

Coàgul, el gran orgullo del industrial catalán actual, nos sorprende con un frenético trabajo en colaboración con el trío Cadena. El resultado es algo potente, enfermizo y delicioso al mismo tiempo.

 

Marc O’Callaghan tuvo muy claro desde que creó Coàgul que la ira debía ser impregnada en su música. Este catalán cuenta ya con un buen puñado de trabajos publicados, todos ellos portadores de buenas dosis de nervio incontrolable y salvajismo condal en los que el ruido se muestra como un aliado perfecto.

Lo que ahora presentamos es uno de su últimos lanzamientos, en esta ocasión auspiciado por la discográfica hispana GH Records en colaboración con otras de gran valía como Discos Enfermos. O’Callaghan ha decidido gestar algo viciado y salvaje uniendo sus fuerzas con el trío Cadena, y la verdad es que desde NOmelody alabamos el momento en el que decidieron ponerse de acuerdo.

 

A-2248414-1392396586-4052.jpeg.jpg

 

Este self titled de siete temas presenta un carácter apisonador e intransigente de principio a fin. Los cortes, todos ellos cantados en su lengua madre, el catalán, salpican desasosiego y paroxismo al más puro estilo Genesis P-Orridge en sus irreverentes comienzos junto a Throbbing Gristle.

El Apocalipsis musical da comienzo con “Aigua Passada” un corte monolítico y cadencioso que sirve de entremés para lo que nos viene encima. Cabe destacar verdaderos frutos prohibidos como su tercera propuesta “No Sóc Ningú”, una cuidada fusión de industrial disonante y rock lijado por pedal que adquiere un cuidado equilibrio gracias a sus juegos de percusiones y las declaraciones verbales del propio O’Callaghan. Un golpe bien dado, sin lugar a dudas.

Otro de los cortes que encumbra este álbum es el que abre la segunda cara,
Joc De Nit”, drones que actúan de la misma forma en la que el gas lacrimógeno lo hace, loops en constante y trabada oscilación, y ritmos engarzados con melodías que se enclaustran en la furiosa sobriedad sonora que solo Coàgul sabe dar forma.

Insectes” es un buen ejemplo de minimalismo con ligeros toques de post-punk y genética de los primeros Swans que convence a la primera escucha. O’Callaghan sabe perfectamente cuándo y cómo volverse loco, y eso dentro del plano artístico es, evidentemente, todo un triunfo.

Este interesante LP se despide de la misma forma en la que comenzó: sin concesiones de ninguna clase. “L’Enemic Interior” son sólo dos minutos y medio, pero eso sí, intensos y altamente incendiarios. Las cajas de ritmos se cierran de forma centrípeta con la intención de generar el caos.

Puro y absoluto Coàgul en su mejor momento.

 

 

Fernando O. Paíno

 

 

 

 

Miguel A. García & Miguel Souto – “The Lurking Fear”

Encerrado en la incertidumbre

5_Estrellas

 

Anoxia Records - Junio de 2017 - experimental/noise - estertor001

 

Trioptesmeae

Unknown Kadath

Hidátide

The Lurking Fear

 

Dos promesas del panorama noise hispano, Miguel Souto y Miguel A. García, se han puesto de acuerdo para configurar un trabajo marcado por la presión industrial y los contextos inhóspitos. “The Lurking Fear” emerge como un disco excelente.

 

Hay ocasiones en las que, cuando contemplas un lanzamiento sin todavía haberlo escuchado y chequeas los artistas que lo realizan, sabes de antemano que éste no te defraudará. Miguel Souto y Miguel A. García se están labrando de forma progresiva un respetado espacio dentro de los nombres más representativos del industrial oscuro realizado dentro de este país. El primero de ellos es conocido por su excelente proyecto Sudaria, del que hace poco hablamos en NOmelody. Por su parte, Miguel A. García ha gestado distintos planteamientos sonoros entre los que destaca Black Earth. Estos dos talentos norteños no han dudado un segundo en trabajar mano a mano con la intención de vertebrar un disco opresivo, salvaje e inteligente; cincelado por la abstracción.

 

0010548342_10.jpg

 

The Lurking Fear está estructurado por cuatro temas en los que se plantean contextos asfixiantes donde los drones juegan un papel fundamental. El estilo de esta pareja puede recordarnos en esencia al presentado por el ya desaparecido John Watermann, sobre todo si atendemos a discos como el siempre impactante Calcuta Gas Chamber (1993). La formulación de este tipo de álbumes es siempre genial, ya que en ella se alterna la quietud sonora con infinidad de contingencias acústicas que otorgan un gran dinamismo a todas las tonadas, haciendo de ellas algo mutable e interesante.

Sin duda alguna, The Lurking Fear es un trabajo sobresaliente. Esto se debe en gran medida a su magistral ecualización. Gracias a ella el disco logra adquirir una complexión volumétrica ejemplar, consiguiendo encerrarnos dentro de una esfera de incertidumbre. No hay más que atender a temas como “Unknown Kadath” para percatarse de la elegancia que desprende el conjunto.

Como colofón destacamos el tema que da nombre al disco, “The Lurking Fear”, veinte minutos de divagación experimental que sirven de ejemplo perfecto para ilustrar el maquiavélico planteamiento acústico que este disco ofrece. Para su realización se ha utilizado una vistosa paleta de instrumentos, desde batería hasta metalófonos, pasando por sintetizadores y violines.

The Lurking Fear ha sido publicado en formato CD por la discográfica independiente Anoxia Records. Su tirada ha sido limitada a únicamente doscientos ejemplares.

Si eres un amante del experimental oscuro, hazte un favor y escucha esta maravilla.

 

 

Fernando O. Paíno

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑