Viviankrist – “Morgenrøde”

Entre el ritmo y el ruido

4-estrellas

 

Cold Spring - Febrero de 2019 - noise electroacústico - CSR268CD

 

 

Viviankrist es el planteamiento en solitario de la nipona Vivian Slaughter, componente del grupo doom Gallhammer. “Morgenrøde” es su tercera propuesta editorial. Noise oscuro cargado de altibajos minimalistas y olas de presión.

 

Vivian Slaughter es una artista colmada de versatilidad y genio creativo. No solo por su proyecto de tintes black Gallhammer, en el que milita junto a Risa Egawa, sino también por esta inquietante y atractiva propuesta en solitario conocida con el nombre de Viviankrist, un proyecto que sabe situarse en el inconsciente más profundo de la electrónica.

 

No ha sido mucho el tiempo que ha transcurrido desde su primer lanzamiento compartido De Notre Bouche, tan solo un año. Sin embargo, la productividad de esta artista habla por sí sola. Morgenrøde es un disco complejo, salvaje, oscilante y muy sorprendente. En él se dan cita ocho temas blindados por la heterogeneidad y la intriga, en los que se funde el ruido con esquemas minimalistas, generando ritmos viciados que se adhieren a hilos de sonido encofrados en oscilación. Lo que de ello surge es algo muy dinámico y variable, conformando un trabajo fácil de escuchar donde se equilibran sensaciones de todo tipo.

 

 

49690913_310527719488711_2483374022104973312_n.jpg

 

 

Podemos encontrar quietud en temas como el que bautiza el disco, “Morgenrøde”, donde Vivian hilvana una vistosa colección de recursos melódicos de forma ordenada con la intención de estructurar un cosmos acústico grato y brillante, no obstante la artista no desaprovecha la oportunidad de aderezar sus temas con buenas cantidades de ruido abstracto, generando una atractiva mixtura de influencias dentro de la electrónica indeterminada. No hay más que pararse a escuchar el comienzo del disco: “Silent Soul” es toda una declaración de principios ruidistas que nos sirve de brújula para lo que a continuación se avecina. El tema que le sucede, “Spring Storm”, hace acopio de la semántica que encierra su nombre, definiendo esquemas sintéticos que se ven salpicados por efervescencias sonoras.

 

Cactus” posiblemente sea el corte que mejor defina el contenido de este disco. Ritmo hipnótico y helicoidal planteado en forma de loops que cuenta con el refuerzo de percusiones, aspecto que regala una buena dosis de potencia al corte, haciéndole ganar mucha complexión. Vivian Slaughter sabe plantear algo que se encuentra situado entre la ambigüedad rítmica y la experimentación cacofónica.

 

El sello británico Cold Spring se ha encargado de editar Morgenrøde. Su presentación se ha llevado a cabo en formato CD, optando por la edición digipak.

 

 

 

Fernando O. Paíno

 

 

The New Blockaders – “Live At Sonic City”

Fiereza en directo

 

4

 

Cold Spring - Marzo de 2019 - noise - CSR261CD

 

Los británicos The New Blockaders ampliaron las fronteras del ruido hasta máximas insospechadas desde el principio de su carrera, hace ya casi cuarenta años. Jamás han cejado en su cometido, y prueba de ello la encontramos en este último CD registrado en directo. Casi tres cuartos de hora de acometividad ruidista.

 

Existen muchas formas distintas de entender y concebir el ruido, pero The New Blockaders se decantaron desde el origen por la más espontánea y visceral de todas: la ejecución del mismo de forma completamente manual e improvisada.

Algún otro artista como el ya desaparecido y siempre admirado por todos Z’ev cultivó durante mucho tiempo el mismo esquema conceptual, dejando anonadados a los asistentes que se acercaban a verle.

 

Lo más anecdótico de TNB es que, a pesar de que han transcurrido casi cuarenta años desde su creación, este dúo jamás ha modificado su forma de entender el sonido, cosechando una prolija discografía que reúne más de sesenta álbumes, muchos de ellos hacen las delicias de los coleccionistas del genero industrial.

 

413237965_640.jpg

 

Live At Sonic City es un magistral ejemplo para entender la fiereza de TNB. Un solo tema en directo registrado en el Sonic City Festival de Kortrijk, Bélgica, durante el año 2017. Este comienza con un discurso en piano para dar paso a la clásica y adorada apoplejía sonora que caracteriza a estos genios del ruido. En ella se codifican todo tipo de sensaciones sonoras magistralmente dimensionadas y ecualizadas, generando un fabuloso universo acústico marcado por el caos, la contingencia y la indeterminación. El puro y auténtico estilo de The New Blockaders se sigue poniendo sobre la mesa en este genial manifiesto editado por la casa británica Cold Spring records. Como dato anecdótico, podemos señalar que este espectáculo fue comisariado por Thurston Moore de los siempre únicos Sonic Youth.

 

Al tratarse de un registro en directo, el disco se ha visto complementado con un DVD que registra toda esta actividad mediante imágenes. Otra curiosa anécdota es que la propia banda sugiere la reproducción de este DVD sin sonido alguno para poder disfrutar de un cúmulo opcional de sensaciones.

 

Sea como fuere, una cosa está clara: No creo que exista en este planeta una banda que haya cultivado el caos sonoro de una manera tan incisiva y natural como TNB lo ha hecho, y la mejor forma de comprobarlo es remitiéndonos a pruebas en directo como esta. Un espectacular disco que ensalza la originalidad de estos pioneros del ruido más puro.

 

 

Fernando O. Paíno

 

 

Tube Tentacles & Guilty C – “Split”

 

Ponderación caótica

4-estrellas

 

Mattoid Records - Enero de 2015 - noise - mr-015

 

Es hora de repasar un trabajo que esputa ira, descontrol y vehemencia, utilizando el sonido como código de ataque. Dos maestros del ruido, uno de ellos hispano, Tube Tentacles; y el otro nipón, Guilty C. conforman un álbum fusionado por la vorágine.

 

Dentro de la amplia paleta de posibilidades que la música experimental electrónica expone, Tube Tentacles y Guilty C no han dudado en decantarse por el caos sonoro más enfermizo y espontáneo, aquel que nace de la inconsciencia natural y se muestra candente y directo.

Tube Tentacles es un proyecto madrileño que en sus más de cinco años de existencia ha planteado contextos enfermizos y tiránicos en los que el ruido se manifiesta de forma vívida y salvaje. Enrique Garoz, más conocido como Kike Kaos, es su responsable directo. Un artista que no se anda por las ramas a la hora de expresar sus pretensiones, regalándonos temas cargados de arsénico en los que las líneas de drones se enfrentan entre sí para gestar una suerte de ponderación caótica.

En esta entrega compartida el madrileño ataca con tres temas sofocantes. Sin lugar a dudas, “Resurrection”, su segunda propuesta, es la que se lleva la palma. Una explosión directa de ruido nuclear que va ganando complexión hasta invadirlo todo.

Tampoco conviene perder de vista “The Beast Must Die”, un corte que nace desdibujado con la intención de crecer a base de cacofonías en constante oscilación. Su talante es febril y lisérgico, un claro ejemplo del impactante estilo de este músico madrileño.

 

0008723304_10.jpg

 

Por su parte, Guilty Connector puede ser considerado un héroe del ruido. Este japonés ha colaborado con un sinfín de artistas encasillados dentro de la etiqueta noise, como son Contagious Orgasm, Bastard Noise o Richard Ramirez. El nipón nos muestra una avalancha de sensaciones infectadas por el desorden. Puros mosaicos ruidistas en los que el oyente queda perdido. Si su primera propuesta, “Obssesed Wind”, nos deja entrever lo que se avecina, “Gyunubin Eyes”, se muestra directa, sinuosa y explícita.

Todo el repertorio fue grabado durante el 2014 y lanzado al mercado un año más tarde, por lo que no hablamos de una novedad. Sin embargo, cabe reseñar esta obra no sólo por su genial contenido, sino también por su lujosa presentación. Ofertado en CD con una limitación de trescientos ejemplares, el disco fue encofrado en una caja de cartón impresa con tinta plateada, consiguiendo una estética única.

Si todavía no conoces alguno de estos dos proyectos, todavía estás a tiempo de disfrutarlos y hacerte con una de estas preciadas copias.

 

https://mattoid.bandcamp.com/album/split-2

 

Fernando O. Paíno

Damien De Coene – “Springtime Depravity”

 

Telares de sonido 

4-estrellas

 

Marbre Negre - Junio de 2018 - wall noise - MN079

 

Marbre Negre da a conocer un recién nacido artista que no duda en experimentar con los aspectos más herméticos y opresivos del sonido: el wall noise. Coene estrena “Springtime Depravity”, un trabajo fundido en el estatismo y la introspección.

 

La música es un arte que puede dar mucho de sí dependiendo del autor que la ejecute y del receptor que la consuma. En ella podemos encontrar infinidades de formulaciones diferentes, y dependiendo de su estética sonora hablaremos de estilos y géneros.

Imaginemos por un momento que la música quisiese contarnos que no tiene nada que contarnos sobre sí misma… pues bien, ese soliloquio sonoro, impermeable e intransigente, es el harsh noise wall, también conocido en nuestro idioma como muros de ruido. Este es el estilo por el que Damien De Coene siente una especial predilección, ejecutando tejidos acústicos firmes y consistentes que se expanden de manera uniforme en el tiempo.

Es muy importante asimilar la conceptualización del harsh noise wall para poder comprenderlo. En analogía con el arte contemporáneo, sería como hablar del suprematismo de Malévich o de las abstracciones más osadas de Tàpies. En estos estilos la estética se muestra exenta de dinamismo para ofrecernos una exposición pura en la que se describe de forma nítida el matiz ornamental, que son en este caso las propias características del sonido en sí, las genuinamente identificativas, las que le hacen diferir del resto.

0013432539_10.jpg

 

Los ejemplos de sonido expuestos en Springtime Depravity nos adentran con facilidad en esa exposición de texturas acústicas exentas de dinamismo. De Coene expone cinco ejemplos de horizontalidad sonora, cada uno de ellos transfigurado de manera específica según el antojo del autor. Resulta cuanto menos curioso que el artista haya utilizado para presentar su trabajo un fragmento de una obra impresionista. El impresionismo, o mejor dicho, la teoría del impresionismo, nos viene de perlas para describir el políptico sonoro inserto en Springtime Depravity. Si atendemos a la serie de representaciones al óleo que Claude Monet ejecutó a lo largo de 1894 sobre la catedral de Rouen, podríamos entender mejor la ontología implícita en este estilo de música, y por supuesto en este trabajo en concreto. Al igual que Monet, lo que De Coene pretende exponernos en su obra es la importancia de la visión del espectador en detrimento a la estructura del concepto que se muestra. El autor parte del sonido como golpe acústico para mostrarnos a lo largo de las cinco pistas que envuelven esta casete distintas facetas de éste, consiguiendo mutar nuestra asimilación frente al mismo.

Como suele pasar con los músicos que cultivan el noise wall, De Coene no puede parar de sacar discos. En este ya casi finalizado 2018 ha publicado un buen puñado de ellos, siendo Springtime Depravity uno de los más interesantes. La casete ha sido publicada por Marbre Negre y está a punto de agotarse.

 

https://marbrenegre.bandcamp.com/album/springtime-depravity

 

 

Fernando O. Paíno

Mulo Muto & Satanismo Calibro 9 – “Lucid Dreaming”

Eros y Thanatos

5_Estrellas

 

Marbre Negre - Septiembre de 2018 - noise/dark ambient - MN083

 

Dos formas distintas de entender las disonancias: exasperación y sosiego. Mulo Muto y Satanismo Calibro 9 comparten una casete marcada por la conceptualización acústica en la que se pondera la vorágine sonora con el vacío del inframundo.

 

 

El sello barcelonés Marbre Negre vuelve a hacer posible lo imposible: juntar al mismo tiempo a dos bandas tan enigmáticas y sombrías como son Mulo Muto y Satanismo Calibro 9. La primera de ellas surge de Zurich, Joel Gilardini y Attila Folklor son las dos mentes perversas que bullen y rebullen ideas malsanas en sus cerebros con la intención de confeccionar composiciones subversivas rebosantes de saturaciones, collages riudistas y odio acústico. Llevan activos desde principios de la segunda década del nuevo siglo, y su discografía se viene estructurando a base de casetes. En esta colaboración participan con un tema hirviente y sanguinario: “Random Emispheres Interaction Syndrome” rescata el desasosiego musical encerrado en bandas como Contagious Orgasm o Mauthausen Orchestra, es decir, ruido desmesurado en continua yuxtaposición, ofertando una impresionante variedad de recursos acústicos perfectamente distribuidos en una paleta sonora definida por la visceralidad. Algo realmente maravilloso para los amantes del noise más intransigente. Veinte minutos de acometividad en carne viva.

 

thumbnail_20180925_185250_resized.jpg

 

Al dar la vuelta a la cinta, entraremos de forma inevitable en un mundo mucho más reservado e indescifrable. Este es el universo marcado por Satanismo Calibro 9. Este genio del dark ambient sabe complementar de manera muy efectiva la rigidez estética y las cacofonías con paisajes devastadores y angustiosos, creando horizontes en los que la muerte cabalga a sus anchas. “Pnakotic Lucid Dreaming” Exhibe una crepuscular senda de drones sobre los que una suerte de ambientación mórbida edifica sinestesias asfixiantes.

Lucid Dreaming es una propuesta única y muy sugerente. Un trabajo que llamará la atención de los numerosos seguidores de ambos proyectos. Conviene no pasarla por alto durante demasiado tiempo, ya que únicamente se han comercializado 55 ejemplares que ya están comenzando a escasear dentro del sello catalán. Todos ellos vienen acompañados de una postal impresa en papel especial y numerada que recrea la imagen representada en su cubierta.

https://marbrenegre.bandcamp.com/album/lucid-dreaming

 

Fernando O. Paíno

 

 

 

 

Mayuko Hino – “Lunisolar”

 

Angustia moldeada a base de sonido

4-estrellas

 

Cold Spring - Abril de 2018 - noise/experimental - CSR245CD

 

 

Mayuko Hino, uno de los componentes estructurales de los míticos C.C.C.C, plantea un trabajo frío, enigmático y ocasionalmente salvaje. Lunisolar es un paseo por los recónditos recodos del subconsciente. Angustia moldeada a base de sonido.

 

El japanoise es un género en el que el ruido es un elemento dominante. Desarrollado a raíz de los años noventa, ha contado con bandas ineludibles como Merzbow, Incapacitants o C.C.C.C. De la escisión de esta última surge Mayuko Hino, todo un emblema dentro del descontrol musical nipón, también conocida como “La reina del ruido japonés”. Lunisolar es su segundo trabajo, un disco netamente experimental en el que se ofrecen dos cortes que rondan los veinte minutos de duración por cabeza.

Lo que Hino propone es mucho más que ruido a secas, hablamos de un planteamiento acústico sopesado y comedido en el que las disonancias se exponen de forma ponderada e inteligente, invitándonos a la dispersión mental para encerrarnos en contextos inhóspitos y altamente mutables.

 

R-11910095-1524589111-7279.jpeg.jpg

 

 

Faintainhead”, el tema que abre el disco, es toda una colección de experiencias sonoras. La artista ha utilizado un arsenal de instrumentos de todo tipo, algunos de ellos confeccionados por sus propias manos, para gestar un collage definido por la abstracción más hermética. La melodía es estrangulada a conciencia para dar a luz retazos sonoros con los que trabajar composiciones únicas. Texturas raspantes en carrera continua que evolucionan a cada segundo, dando al ruido un valor añadido.

 

En “Astral Travelling”, la segunda de sus propuestas, hallamos la furia que caracteriza a esta representante del japanoise. Un ruido mucho más medido que el que podíamos degustar en C.C.C.C, cargado de facetas hieráticas y rigurosas. A Hino, más que lanzar descontrol sin medida, le gusta moldear el caos, definir lo ya de por sí abstruso, construir modulaciones acústicas que exhiben vistosidad, todo ello complementado por líneas de sonido que dotan de complexión su espontaneidad ruidista.

 

Lunisolar” ha sido presentado por la mítica casa británica Cold Spring. El CD ha sido el formato elegido. Viene presentado en formato digipak, y su portada puede desviarnos un poco de su contenido, aunque naturaleza y ruido no tienen por qué estar enfrentados. Es más, la naturaleza en su estado holístico no es más que puro ruido.

 

Mayuko Hino vuelve a presentar una obra maestra del ruido. Te invitamos a descubrirla.

 

 

Fernando O. Paíno

 

Los 10 discos más perturbadores que debes escuchar antes de recibir la primera comunión.

 

Retomamos la costumbre anual de recomendar una batería de discos con la que poder pasar felizmente lo que resta de verano. En esta ocasión le toca el turno a los álbumes más perturbadores. Aquellos que por una razón u otra nos han erizado los vellos de forma incontenible, ya sea por su oscuridad, su inusual agresividad, su ambivalencia compositiva, o su marcado matiz macabro. Todo es válido a la hora de crear estupor y malrrollismo, y en NOmelody estamos encantados de abordarlo, desarrollarlo y recomendarlo con cariño y devoción. La selección efectuada no tiene como finalidad rellenar las tablas de Moisés. Es una valoración completamente subjetiva que porta el deseo de ser de vuestro agrado.

 

 

Lustmord – Heresy (1990)

 

R-5718905-1446916260-9261.jpeg.jpg

 

A mi parecer, dentro de la extensa plétora de discos de dark ambient, Heresy se lleva la palma por derecho propio. Huelga buscar motivos, aunque si tenemos que acudir a alguno basta destacar que este trabajo inaugura el llamado género dark ambient en 1990. Una hora de paisajes acústicos cargados de opacidad y funestos augurios en los que Lustmord juega con una extensa colección de grabaciones de campo recogida durante los tres últimos años de los ochenta. Para ello no dudó ni un segundo en irse a registrar sonidos a emplazamientos tales como criptas, catacumbas y otros lugares en los que jamás pasarías unas merecidas vacaciones. Tampoco titubeó a la hora de echar mano de psicofonías. Un mosaico sonoro realmente magistral y apocalíptico. Algo que hay que escuchar una vez en la vida.

 

 

 

 

Ain Soph / Sigillum S – Untitled (1989)

 

R-185020-1183291269.jpeg.jpg

 

De estos dos colosos italianos podríamos citar más de un trabajo que te cortaría en seco la digestión, pero por razones de practicidad hemos decidido elegir este compartido en casete que, afortunadamente, ha gozado de muchas reediciones a lo largo de las últimas décadas.

Describir el cariz de este trabajo resulta cuanto menos complicado. Se juntaron el hambre con las ganas de comer y pasó lo que tenía que pasar. Untitled, conocido comúnmente con el nombre de Simulacra, es uno de los álbumes más oscuros y sepulcrales a los que vas a tener acceso. Recomendamos encarecidamente deleitarse con tonadas como la que abre el disco, “Rex Tremendae”, para hacerse una pequeña idea que lo que esta maravilla esconde dentro.

 

 

 

 

Nurse With Wound – Soliloquy For Lilith (1988)

 

R-193195-1163943857.jpeg.jpg

 

Tengo que reconocer que en más de una ocasión he utilizado este triple LP como recurso de relajación, aunque esta premisa jamás debe ser elevada a ley viniendo de la fuente que la redacta.

Dentro de el inmenso acervo discográfico de Nurse With Wound, y salándonos por alto el increíble May The Fleas Of A Thousand Camels Infest Your Armpits (2009), estamos en la obligación de reseñar un disco tan fundamental como es Soliloquy For Lilith. Su inmensidad es difícil de ser descrita con palabras: campos de sonido metálico en plena fricción modulada. El resultado es algo realmente siniestro e hipnótico. Letanías al vacío. Un trabajo que sirve de escalera para asimilar la primera etapa de Stapleton y a su vez preparase para una nueva que se iría conformando a raíz de los noventa.

 

 

Current 93 – Dawn (1987)

 

R-103998-001.jpg.jpg

 

Si lo tuyo son las experiencias fuertes y macabras, no debes pasar por alto los primeros cuatro años de vida del proyecto de David Tibet. De esta baraja de cantos a lo oculto, destacaría un álbum al que guardo especial respeto: Dawn. Dos temas lóbregos y aplastantes en los que Tibet lo da todo de sí mismo, oscuros como una noche nublada en medio del bosque. El primero de ellos, “Great Black Time”, fue grabado en vivo en el mítico Bar Maldoror, el cual nunca existió como tal. Todo fue una idea psicotrópica del propio Tibet, Stapleton y el ya desaparecido John Balance. El famoso bar no tenía una localización concreta, sino que se trataba de una pancarta que deambulaba de sala en sala cada vez que una de las bandas realizaba una actuación.

 

 

 

 

ZFK – Рабочий Контроль (2005)

 

R-842526-1283402099.jpeg.jpg

 

ZFK es un proyecto que ha pasado desapercibido durante muchos años para la mayoría de los seguidores de los sonidos fríos y punzantes. Sin embargo, eso no le resta la capacidad de alzarse como uno de los más opresivos e hirientes de la historia. Su único trabajo Рабочий Контроль vio la luz en formato CDr limitado a muy pocas copias, y un año después fue descubierto y reeditado por la casa japonesa Teito. Hablamos de un solo corte de tres cuatros de hora en el que la ira ruidista se desata de forma absoluta y constante, encarnándose en una amalgama de distorsiones moduladas y mesuradas de forma ejemplar. Un cinco tenedores.

 

 

 

Prurient – Annihilationist (2015)

 

R-7178647-1440071841-6211.jpeg.jpg

 

Dominick Fernow es otro de los grandes nombres del ruido actual. Responsable de infinidad de proyectos, su obra más laureada y conocida es sin lugar a dudas Prurient. Esta idea de Fernow ha sido la más cultivada, y dentro de su amplio y ecléctico catálogo de propuestas debemos señalar Annihilationist, una casete que fue lanzada a principios de la segunda década del nuevo siglo en el sello del propio artista, Hospital Productions, y que años después Tesco reeditó bajo el sello Functional Organisation. Siete cortes intensos y cercenadores repletos de malas intenciones. Dinámicos, raspantes, hirsutos… Uno de los álbumes más identificativos de este genio del desconcierto.

 

 

 

 

Trepaneringsritualen – Deathward, To The Womb (2012)

 

R-3436314-1330321331.jpeg.jpg

 

Cuando salió este disco al mercado pocos conocían lo que hoy es uno de los referentes indiscutibles del nuevo sonido post-industrial. En Deathward, To The Womb se gestará un estilo muy personal en el que se logra fusionar el power electronics con el ritual y el dark ambient, haciendo de este 10” una obra maestra. Actualmente ha sido objeto de todo tipo de reediciones en todos los formatos habidos y por haber. Si todavía no has tenido la oportunidad de escucharlo, te recomendamos no perder el tiempo. Solo son seis temas, pero ninguno de ellos conseguirá dejarte indiferente.

 

 

 

 

Brighter Death Now – Innerwar (1996)

 

R-1165394-1241000039.jpeg.jpg

 

Karmanik es uno de los padres de la perturbación musical. No hay disco de Brighter Death Now que se escape de ser juzgado como algo depravado, hiriente y malévolo. Dentro de un catálogo ya de por sí insondable, nos detendremos en una de sus obras más logradas: Innerwar. Comienza de la misma forma en la que termina, y no podía ser otra que transmitiendo un sincero sentimiento de estupefacción. Recomendamos encarecidamente cortes como “No Pain” o “Sex Or Violence?”. Perfecto para amenizar las cenas familiares de nochebuena.

 

 

Doxa Sinistra – Conveyer Belt (1985)

 

R-412564-1213683454.jpeg.jpg

 

Situémonos por un momento en 1985. Es muy importante realizar este ejercicio de contextualización para entender la potencia, la originalidad y el impacto de esta casete. No llega a ser industrial, tampoco se queda en puro experimental, coquetea con el minimal y la new wave, y se encierra por voluntad propia en casa de nadie para sonar de forma única. Conveyer Belt está vertebrado por trece temas desligados entre sí, todos ellos geniales. Nunca sabrás lo que puede venir a continuación, y en cierta forma, ahí reside gran parte de la magia de Doxa Sinistra. Motor de influencia para un buen número de bandas catalogadas dentro de la cold wave de los ochenta. A día de hoy está realmente cotizada. Sufrirás en el intento de conseguir la casete original.

¿Dónde radica la perturbación de esta banda? En su constante bipolaridad.

 

 

 

Arktau Eos – Mirrorion (2006)

 

R-725516-1205014395.jpeg.jpg

 

Realmente, todo lo que el sello finlandés Aural Hypnox edita es de forma genuina desconcertante, incómodo y embarazoso. Puro y absoluto dark ambient fusionado con ritual. Dentro de un catálogo envidiable destacamos Arktau Eos. Mirrorion es su segundo trabajo, otro compendio de temas más oscuros e introspectivos que la conciencia de tu profesor de matemáticas en cuarto de EGB. Si te sientes atraído por este CD, te recomendamos repasar ávidamente el resto de su discografía, y ya de paso la totalidad de ofertas musicales de esta discográfica.

 

 

Fernando O. Paíno

 

 

 

 

 

 

 

Anonymous Masturbaudioum & Tuffo – “Split”

Bloques sonoros

4-estrellas

 

Marbre Negre - Noviembre de 2017 - noise - MN063

 

A- Anonymous Masturbaudioum – “Nylon 1940 (La Chiave)”

B- TUFFO – “The Texas Chain Saw Massacre”

 

El sello catalán Marbre Negre presenta un trabajo compartido por dos artistas íntegros, Anonymous Masturbaudioum y TUFFO. Ambos se caracterizan por su hermetismo sonoro, no dejando oportunidad de manifiesto al silencio. Noise en estado puro.

 

El harsh noise es uno de los géneros más hieráticos y opresivos del planeta. Pocos lo entienden, pero los que lo disfrutamos sabemos hacerlo en demasía y con mucho placer. Lo que el ya veterano sello especializado en tendencias derivadas del industrial Marbre Negre nos ofrece es ni más ni menos que un trabajo compartido por dos bandas centradas en este tipo de esencia, las cuales llevan operando desde el año 2015 con el fin de dibujar la angustia por medio del sonido.

En la primera cara de esta casete carente de título encontraremos la aniconicidad acústica de Anonymous Masturbaudioum, un proyecto italiano comandado por Antonino Stia que cuenta con una dilatada discografía, toda ella centrada en la imaginería fetichista y pornográfica; ésta es complementada con muros sonoros de hormigón que, de una forma u otra, logran exponernos paisajes mutables en los que el ruido no deja de correr en todas las direcciones posibles.

 

17_269_124.jpg

 

Nylon 1940 (La Chiave)” es un tema longevo y profundo. Nada menos que treinta y cinco minutos de cargas sonoras en los que el cuerpo entra en un auténtico trance. Stia ha nutrido su inspiración con La llave, la película del mítico director italiano Tinto Brass, conocido por genialidades tan polémicas como la inolvidable Calígula. Realmente, en este corte hallamos una interpretación muy personal y conceptualista, ya que el artista logra desligarse de toda analogía posible para engendrar carreteras sonoras guiadas por la fragmentación y la cacofonía.

Por la cara B descubrimos a TUFFO, una excelente propuesta hispana que rompe moldes con otro corte dilatado en el tiempo. “The Texas Chain Saw Massacre” ancla su influjo en lo que para muchos de nosotros es algo parecido a la religión: el clásico largometraje de Tobe Hooper que recibe el mismo título. Producido durante la primera mitad de los setenta, se ha convertido por derecho propio en uno de los mejores exponentes del cine de terror de todos los tiempos.

TUFFO sabe darle más de una vuelta de tuerca al asunto, ambientando su exposición a base de dark ambient y opacidades ruidistas, distorsiones y golpes de ruido en continua intermitencia. El resultado es excelente, ya que combina la sobriedad con un desconcertante sentimiento agónico cargado de mecanicismo y apatía. Estas característica hacen de este corte algo muy recomendable para los afines al ruido más intransigente.

Una vez más, Marbre Negre pone en práctica su conocida política de ediciones limitadas, ofreciendo únicamente 30 ejemplares físicos de esta rara avis del noise.

 

https://marbrenegre.bandcamp.com/track/b2-tuffo-the-texas-chain-saw-massacre

 

Fernando O. Paíno

Miguel A. García & Miguel Souto – “The Lurking Fear”

Encerrado en la incertidumbre

5_Estrellas

 

Anoxia Records - Junio de 2017 - experimental/noise - estertor001

 

Trioptesmeae

Unknown Kadath

Hidátide

The Lurking Fear

 

Dos promesas del panorama noise hispano, Miguel Souto y Miguel A. García, se han puesto de acuerdo para configurar un trabajo marcado por la presión industrial y los contextos inhóspitos. “The Lurking Fear” emerge como un disco excelente.

 

Hay ocasiones en las que, cuando contemplas un lanzamiento sin todavía haberlo escuchado y chequeas los artistas que lo realizan, sabes de antemano que éste no te defraudará. Miguel Souto y Miguel A. García se están labrando de forma progresiva un respetado espacio dentro de los nombres más representativos del industrial oscuro realizado dentro de este país. El primero de ellos es conocido por su excelente proyecto Sudaria, del que hace poco hablamos en NOmelody. Por su parte, Miguel A. García ha gestado distintos planteamientos sonoros entre los que destaca Black Earth. Estos dos talentos norteños no han dudado un segundo en trabajar mano a mano con la intención de vertebrar un disco opresivo, salvaje e inteligente; cincelado por la abstracción.

 

0010548342_10.jpg

 

The Lurking Fear está estructurado por cuatro temas en los que se plantean contextos asfixiantes donde los drones juegan un papel fundamental. El estilo de esta pareja puede recordarnos en esencia al presentado por el ya desaparecido John Watermann, sobre todo si atendemos a discos como el siempre impactante Calcuta Gas Chamber (1993). La formulación de este tipo de álbumes es siempre genial, ya que en ella se alterna la quietud sonora con infinidad de contingencias acústicas que otorgan un gran dinamismo a todas las tonadas, haciendo de ellas algo mutable e interesante.

Sin duda alguna, The Lurking Fear es un trabajo sobresaliente. Esto se debe en gran medida a su magistral ecualización. Gracias a ella el disco logra adquirir una complexión volumétrica ejemplar, consiguiendo encerrarnos dentro de una esfera de incertidumbre. No hay más que atender a temas como “Unknown Kadath” para percatarse de la elegancia que desprende el conjunto.

Como colofón destacamos el tema que da nombre al disco, “The Lurking Fear”, veinte minutos de divagación experimental que sirven de ejemplo perfecto para ilustrar el maquiavélico planteamiento acústico que este disco ofrece. Para su realización se ha utilizado una vistosa paleta de instrumentos, desde batería hasta metalófonos, pasando por sintetizadores y violines.

The Lurking Fear ha sido publicado en formato CD por la discográfica independiente Anoxia Records. Su tirada ha sido limitada a únicamente doscientos ejemplares.

Si eres un amante del experimental oscuro, hazte un favor y escucha esta maravilla.

 

 

Fernando O. Paíno

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑