Der Blutharsch And The Infinite Church Of The Leading Hand – “Wish I Weren’t Here”

Cosechando un sonido desafiante

5_Estrellas

 

WKN - Marzo de 2019 - post-rock/garage/psicodelia - WKN55

 

 

Evil

Wish I Weren’t Here

All One

Make Me See The Light

Just Because I Can

My Soul Rests Free

Forgotten

He Is Here

O Lord

 

Albin Julius y el resto de componentes que forman Der Blutharsch And The Infinite Church Of The Leading Hand nos ofrecen una nueva colección de temas enérgicos y enigmáticos marcados por el elixir del post-rock, el garage y la psicodelia oscura. “Wish I Weren’t Here” rescata la fuerza del polifacético conjunto austriaco.

 

Hacía tiempo que Der Blutharsch no nos conquistaba con un disco netamente convincente, pero en esta ocasión podemos decretar que Wish I Weren’t Here muestra todos los ingredientes necesarios para granjearse el éxito. Nueve cortes en los que prepondera la esencia del post-rock y la psicodelia, haciendo acopio del estilo planteado en anteriores ofertas como What Makes You Pray (2017) o Sucht & Ordnung (2016), pero intensificando la aspereza y la dinámica de las propuestas, a la vez que se añade una magistral dosis de electrónica oscura que, en algunos momentos, nos recuerda vagamente a aquella pasada y misteriosa etapa de The Moon Lay Hidden Beneath A Cloud. Un trabajo altamente ecléctico con el que Julius ha sabido alcanzar un sonido desafiante.

 

48391768_10157042923282664_2270367438342193152_n.jpg

 

El álbum da inicio con “Evil”, corte con el que desde el primer minuto de escucha sabemos que lo que el austriaco nos va a ofrecer en esta ocasión tiene buen peso y nivel. En él se genera una suerte de atmósfera con genética stoner marcada por la lobreguez sobre la que Marthynna clava textos taxativos. El buen sabor de boca sigue alimentándose con el corte que da nombre al trabajo, “Wish I Weren’t Here”, posiblemente, uno de los más caliginosos de todo el disco. Comienza con un esquema de sombras para ganar complexión y firmeza según va desarrollándose. “All One” se encarga de certificar lo que ya sospechábamos, y es que Der Blutharsch se está marcando uno de los mejores discos de su nueva etapa. “Make Me See The Light” bebe largos tragos de psicodelia y el garage de los setenta, sin embargo el tema sabe engarzarse a su propia esencia para saludar desde lejos al Fun House de los Stooges sin llegar a darse un abrazo.

My Soul Rests Free” establece momentos en los que reina la divagación mezclada con enredaderas de ruido. Marthynna invoca la plasticidad lírica de Nico con la intención de definir un tema claramente fabuloso. Otros cortes como “He Is here” se cimentan en los ritmos electrónicos para vestirse de percusión y notas de cuerda, ofreciéndonos una decoración acústica agridulce a la vez que maldita. “O Lord” cierra el repertorio mientras se gana nuestra más sincera confianza, y es que este nuevo trabajo de Der Blutharsch And The Infinite Church Of The Leading Hand quiere resistirse a abandonar el equipo de música en el que se ha pinchado.

 

Wish I Weren’t Here es la quincuagésima quinta referencia de WNK, y como es costumbre de la discográfica, ha sido lanzado en distintos formatos, entre los que destaca el vinilo con colores para todos los gustos.

 

https://derblutharsch.bandcamp.com/

 

Fernando O. Paíno

 

 

 

Der Blutharsch And The Infinite Church Of The Leading Hand – “Sucht & Ordnung”

Intimando con el rock psicodélico

WKN – Noviembre de 2016 – post-rock/gothic/stoner - WKN49

Untitled

Untitled

Untitled

 

Der Blutharsch And The Infinite Church Of The Leading Hand es la reencarnación de uno de los proyectos más emblemáticos y cambiantes de la nueva música. Un grupo que sabe definirse a sí mismo y para el que sobran las categorizaciones. Sucht & Ordnung es su última propuesta. 

 

Si alguien todavía no sabe que Albin Julius es un maestro de la composición y el eclecticismo musical, o es que no ha seguido de cerca su carrera, o no le ha mostrado la suficiente atención. Der Blutharsch es un proyecto que ha sabido reinventarse a sí mismo distanciándose de patrones y etiquetas; es puro amor a la música, es vivir el sonido. Desde los vestigios de The Moon Lay Hidden Beneath a Cloud este proyecto austriaco ha sabido renacer constantemente fluctuando en estilo, marcando improntas propias que han terminado convirtiéndose en subvertientes aisladas. Ante un catálogo tan variado es normal experimentar discrepancias a la vez que admiración. Lo que está claro es que Der Blutharsch es una de las bandas más influyentes de la música independiente actual, no solo por su gran disposición estilística, sino por su originalidad y su constante evasión del convencionalismo.

hp_WMYP.png

En el año 2011, Julius decide rebautizar esta agrupación ampliando su significación: Der Blutharsch And The Infinite Church Of The Leading Hand inaugura un nuevo concepto tanto musical como actitudinal, ofreciéndonos una perspectiva más emparejada con el primer rock y la psicodelia de los setenta.

Sucht & Ordnung es su última propuesta. Está compuesto por tres temas eminentemente acústicos en los que de manera ocasional interviene la voz de Marthynna, la cual puede evocar vagamente el timbre de Alzbeth, cofundadora de TMLHBAC; sin embargo, poco tiene que ver esta triada musical con los temas de su primer grupo. Lejos quedó el martial punitivo y la oscuridad medieval. Sucht & Ordnung nos ofrece cortes apuntillados por las guitarras eléctricas y las baterías que describen al rock psicodélico.

Una vez más, y como viene siendo común desde el principio de su andadura artística, Julius ha decidido obviar el título de los cortes, pensando de nuevo que el acotar semánticamente una obra puede restar parte de la expresividad que contiene la misma. Lo que está claro es que los tres temas que moldean este disco abrazan de una forma u otra la esencia death rock de conjuntos como 45 Grave o Voodoo Church, a la vez que simpatizan estrechamente con algunos momentos de Queens of Stone Age o Good Speed You, Black Emperor!, aportando un estilo muy peculiar y característico que añade un matiz dulzón y malevolente.

Este trabajo ha sido publicado en distintos formatos y ediciones, pasando por el casete, CD y vinilo. El sello encargado de editarlo ha sido el propio de Julius, WKN, destinado desde el principio de su existencia y de manera exclusiva a albergar su discografía.

 

 

Fernando O. Paíno

 

 

 

 

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑